Torra reclama una reunión urgente con Sánchez para «detener la represión»

Quim Torra durante la rueda de prensa ofrecida este martes en el Palau de la Generalitat./EFE
Quim Torra durante la rueda de prensa ofrecida este martes en el Palau de la Generalitat. / EFE

El presidente catalán pide a JxCat y ERC que voten en contra de la investidura del candidato socialista

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este miércoles que pedirá una reunión «urgente» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Torra, en TV-3, ha señalado la necesidad de abordar con el jefe del Ejecutivo central el «fin de la represión». «Nos están pidiendo penas de más de 20 años de prisión, tenemos gente en el exilio, el caso de los encausados del 13, todo esto lo tenemos que resolver», ha asegurado.

Torra ha reaccionado de esta forma a las conclusiones de la Fiscalía de este martes, en que mantuvo las acusaciones de rebelión para buena parte de los procesados y habló de golpe de Estado en un escenario de violencia. «La represión en Cataluña no se detiene», ha asegurado. Esta es la idea que el presidente de la Generalitat quiere trasladar a Pedro Sánchez en un encuentro que considera urgente.

La semana pasada, Torra envió una carta a Pedro Sánchez para que «adopte las medidas necesarias para la inmediata liberación de los presos» y emprenda acciones contra los «responsables de la violación de sus derechos». Lo hizo tras la publicación de un informe de un grupo de trabajo de la ONU que abogaba por la puesta en libertad de los acusados del juicio del 'procés'.

Torra, en su comparecencia de ayer para hacer balance de su primer año de mandato, reclamó a Sánchez que «regrese a la mesa de diálogo», acepte una negociación «bilateral» donde cada una de las partes pueda defender sus propuestas bajo la supervisión de un relator. El presidente del Gobierno exige poder abordar con Sánchez el derecho de autodeterminación con la «figura de un relator», a pesar de que ese fue el punto que provocó la ruptura del diálogo en la pasada legislatura española, tras la declaración de Pedralbes que reconocía la existencia de un conflicto político en Cataluña.

Los socialistas, en cualquier caso, señalaron que mientras Sánchez sea presidente en funciones no ven posible un encuentro con el Ejecutivo de Torra. Y Miquel Iceta apuntó ayer que para que el diálogo entre las dos administraciones sea efectivo es preciso que el presidente catalán haga un compromiso explícito con la legalidad.

Sobre la investidura de Sánchez, Torra ha reclamado a las fuerzas secesionistas con representación en el Congreso, ERC y JxCat, que voten en contra del candidato socialista. «Para ser coherentes deben actuar como con los presupuestos», ha dicho, si Sánchez no atiende sus condiciones.

Más información