Un tuitero acepta la condena de un año de cárcel por ensalzar a ETA y humillar a víctimas

Alcanza un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y se declara culpable del delito de enaltecimiento del terrorismo

EUROPA PRESSMadrid

El tuitero José Ignacio Martínez Barba ha aceptado este jueves la condena de un año de prisión y multa de 1.080 euros tras declararse culpable del delito de enaltecimiento del terrorismo por publicar comentarios en los que ensalzaba a ETA y humillaba a víctimas del terrorismo como Miguel Ángel Blanco o Luis Carrero Blanco.

El acusado, al que se impondrá una inhabilitación de siete años, ha alcanzado de esta forma acuerdo de conformidad con la Fiscalía, que pedía para él por estos hechos dos años y medio de cárcel y multa de 2.250 euros. Lo ha hecho al inicio de la vista oral señalada para este jueves y ante el tribunal de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal ante quien se ha declarado culpable de los hechos que se le imputan.

Según el escrito del Ministerio Público, Martínez Barba, de 34 años, utilizó su cuenta personal de Twitter para publicar entre los años 2012 y 2017 mensajes «con una clara finalidad de ensalzar, justificar y difundir públicamente a personas y actos terroristas relacionados con la organización terrorista ETA así como de humillar a víctimas» de la banda.

El escrito de acusación hace un repaso a los comentarios recogidos de la cuenta de Martínez Barba: «Los toros vienen contra su voluntad y la ETA va en el sueldo de los maderos»; «A Miguel Ángel Blanco, ETA le avisó. Si no se apartó de la bala, culpa suya»; «La culpa de los muertos de Hipercor fue toda de ellos. Por ponerse ahí. Es injusto pero...»; «No se puede negar que Carrero Blanco tuvo una carrera meteórica».

El acusado también publicó una imagen retocada de la secretaria María Dolores de Cospedal portando un cartel con el anagrama de ETA y un comentario afirmando que «ojalá la ETA pegue un tiro a todos los peperos».

Además, en respuesta a la fotografía que publicó otro usuario, en la que aparecía un guardia civil herido llevando en brazos a una niña tras el atentado contra la casa cuartel de Vic de mayo de 2005, el acusado comentó que «eso son escudos humanos usados por el gobierno» porque «ETA avisó de la bomba».

 

Fotos

Vídeos