Las víctimas del Alvia piden en Bruselas una investigación independiente

Arturo Domínguez, representante de Plataforma de Víctimas del Alvia 04155./Xoán Rey (Efe)
Arturo Domínguez, representante de Plataforma de Víctimas del Alvia 04155. / Xoán Rey (Efe)

«La Comisión Europea no puede, legalmente, pedirle a un Estado miembro que investigue un hecho de forma independiente, pero la comisaria se comprometió a persuadir al ministro de Fomento, José Luis Ábalos», aseguró el representante de la plataforma, Arturo Domínguez

EFEBruselas

La Plataforma de Víctimas del Alvia 04155 pidió hoy en Bruselas a la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, una investigación independiente sobre el accidente de tren en la curva de Angrois, en Santiago de Compostela, en 2013, en el que murieron 80 personas y otras 131 resultaron heridas.

«La Comisión Europea (CE) no puede, legalmente, pedirle a un Estado miembro que investigue un hecho de forma independiente, pero la comisaria se comprometió a persuadir al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con el que se reunirá el 10 de junio», aseguró el representante de la plataforma, Arturo Domínguez.

El portavoz afirmó que la plataforma de víctimas ha enviado dos cartas al ministro socialista felicitándole por su nuevo cargo y pidiéndole una reunión antes de su encuentro con la comisaria para, de esta forma, trasladarle sus impresiones.

«La comisaria también nos aseguró que en dos o tres semanas se publicará el nuevo informe de la Agencia Ferroviaria Europea (ERA, por sus siglas en inglés) que, aunque es sobre todo el sistema ferroviario, hay una parte sobre el accidente de Angrois», aseguró.

La plataforma espera que ese informe «mostrará claramente que se ha incumplido la normativa», aunque su portavoz lamentó que no se pudiese presentar quejas ante la investigación de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), ya que es «teóricamente independiente».

Tanto las víctimas como la Agencia Ferroviaria Europea denunciaron la falta de validez y la falta de independencia de dicho informe, que, según la plataforma, defendía «los intereses de Fomento, de Renfe y de Adif».

«Espero y confío en que las nuevas autoridades sean valientes y asuman que tienen las manos suficientemente limpias para conseguir que esto se aclare hasta el final», apuntó otro portavoz de la plataforma, Javier García.

García reclamó al Gobierno el nombramiento de un nuevo organismo independiente para investigar el accidente o «que pida a un organismo europeo que lo haga», ya que considera que la CIAF «no tiene ninguna fiabilidad».

«Se nos ha estado ocultado a todos los españoles la verdad sobre una tragedia, es vergonzoso», aseguró García, quien destacó que la eurocomisaria de Transporte «también dijo que está afectada por la situación».

La plataforma también lamentó que no se produjese ninguna dimisión y que, a pesar de haberse incumplido la normativa por falta de evaluación de riesgos, el director de Seguridad de Renfe, Antonio Lanchares, siga en su cargo.

Las víctimas se reunieron con la comisaria europea de Transporte acompañados de la eurodiputada del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Ana Miranda, quien organizó el encuentro, y de la portavoz nacional de la formación, Ana Pontón, quien señaló que «es triste que haga falta peregrinar hasta Bruselas para hacer visible este drama».

«Después de casi cinco años no se han asumido responsabilidades y a día de hoy todavía no hay una investigación independiente, que es lo que marca la normativa comunitaria», aseguró Pontón a la prensa tras el encuentro.

En este sentido, la portavoz nacional del BNG aseguró que «en las instituciones europeas sigue existiendo la convicción de que no hubo una investigación independiente, como marca la normativa».

A pesar de que la CE no pueda abrir de forma retroactiva un procedimiento de infracción contra España por la ausencia de controles de seguridad ferroviaria, tanto el BNG como la plataforma esperan que se siga avanzando en la investigación desde el plano europeo.

«Es grave que los Estados puedan incumplir la ley y no pase nada, debería de haber algún cambio en esa dirección», concluyó Pontón, quien llamó a instaurar «una cultura política de respeto por la verdad».

Por último, Miranda planteó la posibilidad de abrir una comisión de investigación en el Parlamento Europeo para investigar si el sistema ferroviario español cumple con los estándares comunitarios en materia de seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos