Cae un 22,03% el número de menores condenados en la provincia

Palacio de Justicia de Burgos. /GIT
Palacio de Justicia de Burgos. / GIT

Casi 8 de cada 10 jóvenes condenados son hombres | La cifra total desciende por segundo año consecutivo

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

92 menores de edad de la provincia de Burgos han sido condenados durante el último año, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra es un 22,03% inferior a la registrada en 2016 y, por primera vez desde que se tienen datos (año 2013), está por debajo del centenar.

El número de hombres y mujeres castigados es el más bajo del lustro, pero el primer grupo sigue siendo mucho más numeroso que el segundo. Y es que, 70 chicos recibieron al menos un castigo por parte de los jueces, lo que equivale al 76,08 del total.

El dato absoluto se reparte casi por igual entre las edades de los infractores, puesto que 18 jóvenes tenían 14 años; 16 habían cumplido 15 años; 17 infringieron la ley con 16 años y 19, con 17 años. Únicamente se registró una subida entre los más pequeños, que pasaron de 13 a 18 en doce meses.

Por su parte, las 22 mujeres castigadas, el 23,91% de los menores condenados, se concentraron a las puertas de pasar a la mayoría de edad. Es decir, casi la mitad, diez, tenían 17 años cuando fueron castigadas.

Las doce restantes se reparten entre las tres categorías que especifica el INE: cinco tenían 16 años cuando cometieron la infracción (o infracciones) por las que fueron sancionadas, otras cinco tenían 15 años y otras dos 14. Al igual que entre los varones, hubo una edad en la que subió el número de condenadas. En este caso fue el de 17 años, que pasó de 8 a 10.

116 medidas contra los jóvenes

También ha caído el número de medidas adoptadas contra los menores, puesto que pasó de 158 en 2016 a 116 en el pasado ejercicio. En datos relativos, el descenso es del 26,58%. La decisión judicial más repetida ha sido la prestación de servicios en beneficio de la comunidad, que ha sido aplicada en 38 ocasiones.

Por detrás se han situado la libertad vigilada y la realización de tareas socioeducativas, que han aparecido en 34 y 18 sentencias, respectivamente. En menor número, los jueces han dictado la convivencia del menor con otra persona, familia o grupo educativo; el internamiento abierto, semiabierto o terapéutico o la permanencia de fin de semana.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos