Agentes medioambientales sorprenden a dos individuos usando reclamos de codorniz en acotados de caza

Reclamo intervenido./BC
Reclamo intervenido. / BC

Con la utilización de estos aparatos, prohibidos, se consiguen altas concentraciones de codornices de forma antinatural, para ser abatidas posteriormente por los cazadores de forma abusiva

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Agentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León han detectado en el inicio de la presente campaña de caza de la media veda, el uso de reclamos electrónicos que atraen a numerosos ejemplares de codornices, en acotados de caza.

Concretamente, los agentes de la Junta sorprendieron el pasado día 15 de agosto, primer día hábil de la temporada de caza de la codorniz, a dos individuos que habían colocado en un campo de cereal un reclamo para, supuestamente, reunir codornices durante la noche del día 14 al 15 de agosto. Los hechos tuvieron lugar en el acotado de caza BU-10.101 en la localidad de Sasamón.

Las dos personas sorprendidas reconocieron la autoría de los hechos. Además, el propietario del material incautado, C.A.C, natural de Cantabria, portaba un perro de caza y una escopeta, encontrada en el vehículo con el que se desplazaba hasta la zona en las que estaban colocando el reclamo.

Con el uso de estos aparatos prohibidos se consiguen altas concentraciones de codornices de forma antinatural, que posteriormente son abatidas por los cazadores de forma abusiva. El sonido de los reclamos alcanza grandes distancias, del orden de kilómetros, por lo que los efectos sobre la normal distribución de las especies pueden ser muy significativos y nocivos. Estos aparatos reproducen fielmente a diferentes especies en sus cánticos o celo, algunas de ellas cinegéticas y otras protegidas.

En las últimas campañas de caza, los agentes medioambientales han detectado reclamos en múltiples localidades de la provincia por lo que no se trata de hechos aislados. Este tipo de actos, sumados a la problemática que ya vienen sufriendo estas especies a nivel de hábitat, sequias o escasez de protección en los cultivos cosechados, entre otros, pueden augurar un mal futuro para las especies objeto de esta ilícita y antideportiva práctica. Hay que recordar que este tipo de acciones están tipificadas como infracciones a la Ley de Patrimonio y Biodiversidad o a la a Ley de Caza, según los casos.

En la actualidad, en la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, en el Servicio Territorial de Medio Ambiente, se encuentran en vía de resolución varios expedientes sancionadores por el uso de estos reclamos en diferentes cotos privados de caza de la provincia de Burgos, como por ejemplo en Robredo Temiño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos