Atapuerca arroja nuevos hallazgos atribuidos a neandertales que confirman la confluencia de cuatro especies

Imagen de la rueda de prensa/Susana Santamaría / Fundación Atapuerca
Imagen de la rueda de prensa / Susana Santamaría / Fundación Atapuerca

La campaña recién concluida ha sido la primera en la que se ha trabajado en Cueva Fantasma | La Junta completará la protección del yacimiento de El Penal

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La campaña de excavación de la Sierra de Atapuerca de 2019 ha confirmado la confluencia de hasta cuatro especies humanas en estos yacimientos en un lapso de más de 800 000 años, el Homo antecessor, el Homo heidelbergensis, el Homo neanderthalensis y el Homo sapiens, algo único en el mundo, según ha recogido EFE.

En varios de los yacimientos de Atapuerca han aparecido en esta campaña de 2019 herramientas de silex y cuarcita, incluido un cuchillo de dorso de tipología musteriense, que confirman la presencia de neandertales, una especie del Paleolítico Medio, en la Sierra de Atapuerca.

Con ello se cierra el círculo de ocupación desde los Homo antecessor (800 000 años) hasta las ocupaciones neolíticas, aunque queda pendiente de establecer la filogenia de la mandíbula fechada en 1,3 millones de años y catalogada como Homo sp (sin filiación).

Estos resultados se han dado a conocer tras concluir la campaña de excavaciones que comenzó el 17 de junio de forma simultánea en nueve yacimientos, en la que ha destacado además la aportación continua de restos fósiles en la Sima de los Huesos de Cueva Mayor, los restos neolíticos del yacimiento del Portalón y en la Cueva del Mirador y la conclusión de la excavación de los niveles TD10 y TD9 en Gran Dolina.

En la campaña han participado 283 personas de 22 nacionalidades, con, entre otros trabajos, la excavación sistemática en Cueva Fantasma, con hallazgos atribuidos a la especie neandertal, como una pieza de industria lítica, un cuchillo de dorso tipología musteriense, que evidencia el uso de ese espacio por parte de los neandertales.

En otro de los yacimientos, los de Cueva Mayor, concretamente en la Sima de los Huesos, han aparecido decenas de fósiles humanos que auguran importantes descubrimientos, y destacan, de acuerdo al balance aportado a los medios, un fragmento de pelvis, un tipo de fósil muy raro en otros yacimientos del mundo y un hueso temporal que probablemente pertenezca a algunos de los cráneos descubiertos en campañas temporales y que ayudaría a conocer más aspectos relacionados con la audición.

En el Portalón, en el nivel Neolítico, se han hallado uros y caballos así como distintos restos de cultura material como colgantes y restos de industria lítica; y se han recuperado restos humanos muy quemados y una pequeña hacha pulida con roca probablemente traída desde Pirineos o Alpes. En el nivel de Edad de Bronce destaca la presencia de fragmentos de Cogotas, sílex, cuarcita y trozos de areniscas que formaban parte de los molinos de mano.

Y en la Galería de las Estatuas se han excavados dos sectores correspondientes al Pleistoceno Superior que confirman la presencia de neandertales, y se han recuperado restos de fauna, tales como équidos, ciervos y sobretodo bisontes, así como herramientas de piedra, tanto de sílex como de cuarcita.

Este año se ha comenzado a trabajar además en La Paredeja en la parte superior, donde han aparecido un rico conjunto de herramientas de sílex y cuarcita realizadas por grupos neandertales posiblemente cazadores y recolectores.

En Cueva del Mirador se han excavado niveles de Neolítico. En el sector 200 se han encontrado restos de episodios de combustión, y de ovejas, cabras, bovinos y caballos salvajes; y en el nivel 100 han aparecido objetos entre los que destaca un brazalete por su rareza, ya que su origen se sitúa en el Levante y sur de la Península.

En cuanto a los Yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril, concretamente en Sima del Elefante, se ha conseguido unir las dos áreas excavadas en nivel 7, lo que ha permitido conocer mejor la formación del yacimiento así como reconstruir el medio como un lugar templado y húmedo por la aparición de restos faunísticos.

Nueva inversión

Javier Ortega ha aprovechado la ocasión para anunciar una nueva inversión en los yacimientos, consistente en completar la protección del espacio denominado El Penal.

Ortega ha explicado que se trata de un proyecto que llevará a aparejado un presupuesto de unos 200.000 euros y cuya intención es que esté finalizado la próxima campaña de excavaciones, sumando así una nueva aportación a los diferentes proyectos que la Junta ha acometido o financiado en el enclave burgalés desde 1984 y que superan en conjunto los siete millones de euros de inversión.

Javier Ortega ha puesto en valor el proyecto científico de la Sierra de Atapuerca, así como la necesidad de avanzar en incrementar la socialización de los resultados y la cohesión del Sistema Atapuerca, tanto entre sus elementos definidores, como en su relación con el territorio.

Asimismo, ha destacado y reconocido el trabajo realizado en este enclave a los largo de las más de cuatro décadas de trabajo y ha puesto de relieve el «entusiasmo y rigor científico» con el que se aborda el proyecto.

En este sentido, ha hecho referencia al «importante papel» que desarrolla en la actualidad el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (Cenieh), radicado en Burgos, y que recientemente informaba de la acogida del legado científico del profesor Clark Howell sobre Amrbona y Torralba, yacimientos sorianos que excavó entre 1969 y 1980, junto al paleoantropólogo Emiliano Aguirre.