Atapuerca vuelve a ser testigo de la batalla entre Fernando I de León y García III de Pamplona

Imagen del evento/Alba Herrero
Imagen del evento / Alba Herrero

Miles de personas se congregan en la localidad burgalesa para presenciar esta representación de Interés Turístico Regional, que celebra su XXIV edición

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La localidad burgalesa de Atapuerca ha vuelto a ser testigo este domingo del conflicto entre el rey Fernando I, rey del León y conde de Castilla y su hermano el rey de Pamplona, García III, durante la vigésimo cuarta edición de la Batalla de Atapuerca, una representación que cada año congrega a miles de personas, deseosas de volver al medievo y ser testigos de este conflicto familiar, tal y como informa ICAL.

Esta representación, que dispone del título de Interés Turístico Regional, se celebra cada año en la ladera de la iglesia de San Martín, conmemorando el suceso que tuvo lugar el 1 de septiembre de 1054, cuando Fernando I y su hermano García III se enfrentaron en una batalla que sentó las bases para el nacimiento del futuro reino de Castilla. Un conflicto que tienen sus orígenes en la Batalla de Tamarón de 1037, cuando Fernando I le pide ayuda a su hermano García III, para vencer al rey de León, Vermudo III. A cambio de su ayuda, le promete las tierras del norte de Burgos, entre las que estaba Atapuerca. Fernando sale victorioso de la contienda, por lo que durante 17 años, Atapuerca pasará a formar parte del reino navarro.

Sin embargo, años después, Fernando I se arrepiente de su decisión e intenta negociar con su hermano la devolución de estas tierras, sin éxito. Unas negociaciones que finalizan con un enfrentamiento entre las tropas castellanas y las tropas navarras, que finalizan con la muerte del rey de Navarra, saliendo vencedor Fernando I, y recuperando los territorios del norte de Burgos.