La AUGC denuncia que se vulneran derechos laborales por escasez de guardias civiles

Imagen de una patrulla de la Guardia Civil durante las últinas nevadas/BurgosConecta
Imagen de una patrulla de la Guardia Civil durante las últinas nevadas / BurgosConecta

Los descansos semanales, los días de asuntos propios o la concreción horario no se están aplicando como se debería

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Las patrullas deben salir sí o sí, y si no se cuenta con suficientes efectivos para cumplir con los cuadros de trabajo, alguno de los agentes debe prescindir de sus derechos laborales. Es la denuncia que realiza la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que vuelve a denunciar la escasez de plantilla en la provincia burgalesa. Faltan 180 efectivos, aproximadamente, y el trabajo se saca adelante gracias al «sacrificio» de los guardias civiles.

Los días de asuntos propios, los descansos semanales o la concreción horaria son derechos laborales que los agentes no están pudiendo disfrutar. Las peticiones se les deniegan siempre que no se cuente con suficiente personal para cubrir los servicios, que suele ser lo habitual, reconoce la AUGC, pues con la plantilla actual «no se puede mantener una cobertura al 100%».

Así las cosas, la orden es «quitar los descansos semanales si es necesario», para garantizar que las patrullas estén completas. Afortunadamente, ya no se permite que las patrullas salgan con un único agente, lo que supone un riesgo para el guardia civil. Además, con esta escasez de plantilla «la conciliación es inviable»; solo se cumplen las reducciones de jornadas, pero no las concreciones horarias. Y, lo que es peor, las reclamaciones judiciales acaban dando la razón a la Guardia Civil, y condenando en costas al trabajador, pues se considera que conceder determinados derechos laborales «perjudica a los compañeros». La Justicia «hace escarnio» con los agentes que protestan, lamenta la AUGC.

Por todo ello, la organización vuelve a pedir la reorganización de las unidades, pues «no se pueden mantener 30 puestos en Burgos». La propuesta pasa por una «drástica reducción» de unidades, para crear puestos más grandes y operativos. Ahora, la Guardia Civil tiene un «despliegue napoleónico», afirma la AUGC, inoperativo e innecesario. Con el cambio se contaría con más personal, de entrada, pues cada puesto dispone de un agente al que se le encomiendan labores de oficina. Si hay menos unidades, se liberan agentes para el trabajo directo de Seguridad Ciudadana.

Equiparación salarial

La reorganización del servicio es una de las reivindicaciones de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, pero no la única. La equiparación salarial con las policías autonómicas vasca y catalana es uno de los clásicos, y ahora parece que el colectivo está más cerca de conseguirlo. Se han unido con Policía Nacional y el Ministerio del Interior está dispuesto a considerarlo. «El trabajo que realizan es exactamente el mismo», recuerdan, pero el sueldo puede llegar a variar en 600 euros, en los niveles más básicos del cuerpo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos