El Ayuntamiento de Lerma aprueba el pliego para la gestión del agua de la próxima década

Ayuntamiento de Lerma/GIT
Ayuntamiento de Lerma / GIT

El Pleno del Ayuntamiento de Lerma aprueba el pliego de cláusulas para la contratación de la gestión del ciclo integral del agua, que tendrá una duración de 10 años, prorrogable a 15

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Con motivo del vencimiento en mayo de 2018 del contrato suscrito con la empresa Aquona, el Ayuntamiento de Lerma aprobó en el Pleno del ayer el pliego de cláusulas administrativas y de prescripciones técnicas que regirá el concurso para la contratación de la gestión de los servicios de abastecimiento de agua, alcantarillado y depuración del municipio, que tendrá una duración de 10 años, prorrogable a 15.

«Hemos barajado la posibilidad de municipalizar el servicio de aguas, pues nos gustaría que así fuera, pero hemos declinado esta opción dado que el Ayuntamiento de Lerma hoy en día no cuenta ni con la maquinaria ni el personal especializado para dar un servicio adecuado», indica la alcaldesa, Celia Izquierdo. «Se puso el tema sobre la mesa hace muchos meses, así se decidió, con la propuesta de Ciudadanos de que los distintos grupos políticos trajesen propuestas para la elaboración del nuevo pliego, que finalmente ha sido elaborado por Iniciativa Por Lerma y la colaboración de Ciudadanos únicamente», añade.

Además, para el próximo año se ha aprobado también la modificación de la Ordenanza Reguladora de la Tasa por Servicio de Agua Potable y de Suministro, así como la que regula la Tasa de Alcantarillado y Depuración de Agua, «ajustando las tasas a los consumos reales», según la regidora, «pues hemos reducido el consumo mínimo y adaptado el precio al consumo real, con lo que se beneficiará la mayoría de los vecinos».

Con estas medidas, desde el Consistorio se insiste en que se mantiene la línea de bajada de tasas municipales que ya comenzó a aplicar en esta legislatura, eliminando tasas y aplicando bonificaciones y exenciones en licencias urbanísticas, tramitación de planes y otros de gestión urbanística; y con exenciones y bonificaciones en las tasas de recogida de basuras. «Además, el Ayuntamiento de Lerma ahora tiene una línea de ayudas sociales como compensación del pago del IBI Urbano», explica Izquierdo. «Estamos adaptando la normativa municipal a la realidad social de los vecinos de Lerma», concluye.

En este sentido, el Pleno aprobó el mes pasado la ordenanza reguladora de Ayudas Económicas a Empresas, que consta de tres líneas: a la implantación de nuevas empresas en la localidad de Lerma, a la modernización de empresas y a la creación de empleo estable, como complemento a las ayudas de Sodebur a la compra de suelo industrial. Con estas ayudas «se pretende ayudar a fijar empleo en Lerma, que, unido al Centro de Innovación y Talento Empresarial, esperamos que sea un incentivo más a la implantación de empleo», apunta la alcaldesa.

 

Fotos

Vídeos