Burgos comienza el año con 149 donantes de sangre más que en 2018

Reunión anual de los delegados de la Hermandad de Donantes de Sangre de Burgos. /Ricardo Ordóñez / Ical
Reunión anual de los delegados de la Hermandad de Donantes de Sangre de Burgos. / Ricardo Ordóñez / Ical

La Hermandad de Donantes de Burgos cuenta en toda la provincia con unos 18.000 donantes activos

ICALBurgos

El presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Burgos, Francisco del Amo, ha asegurado hoy que Burgos «comienza el año por encima de las perspectivas que se tenían» en donaciones. Al respecto, ha precisado que durante los primeros 20 días del mes de enero de 2019, se han contabilizado 149 donantes más que el año pasado. Asimismo, ha aclarado que la Hermandad de Donantes de Sangre burgalesa cuenta en la provincia con unos 18.000 donantes activos, que son aquellos que «han donado alguna vez en los últimos tres años».

El presidente de la asociación ha informado hoy durante la reunión anual de delegados de la Hermandad de Donantes de Sangre, sobre las cifras cosechadas durante el pasado año. El evento ha contado con la presencia de los miembros activos de la Hermandad.

En este sentido, del Amo ha señalado que el pasado 2018 no «acabó mal», aunque sí un poco por debajo de los números a los que están acostumbrados. «Teníamos un 'pseudoreto', que era llegar a la cifra de las 20.000» donaciones, ha explicado el presidente, una cifra que ya «hace tres años que la hemos conseguido», ha añadido. A finales de 2018 sin embargo, la Hermandad contabilizó la cantidad de 19.985 donaciones de sangre, «rallando las 20.000 pero no en ellas», ha matizado del Amo.

Sin embargo, el presidente se ha mostrado positivo puesto que «de lo que se trata es de que no falte sangre», ha severado. Asimismo, ha explicado que en Burgos este año, «pese a haber bajado esas donaciones», están en torno a las 55,79 donaciones por cada 1.000 habitantes. «La media nacional es de 36 donaciones por cada 1.000 habitantes y la regional de 42 por cada 1.000», ha explicado el presidente, por lo que Burgos continúa teniendo una media destacable. «Decir que hemos bajado y estamos todos llorando por las esquinas es mentira», ha agregado del Amo.

Además, según ha señalado el presidente de la Hermandad, el motivo por el cual se produjo esta bajada en 2018 es porque «coincidieron unos días de puente en Navidades y nos han robado estas donaciones», ha afirmado. «Digo esto convencido porque hemos empezado los primeros seis días del año con más de 100 donaciones que en el año anterior», argumentó.

Del Amo ha querido seguir «agradeciendo a los donantes su colaboración», y ha añadido que «hay que conseguir el máximo» de donaciones de sangre, puesto que «si en Burgos hay gente que tiene sangre suficiente, alguien no la tendrá», ha recalcado.

La Hermandad de Donantes de Sangre de Burgos se caracteriza por ser una asociación independiente que cuenta con numerosos voluntarios alrededor de toda la provincia burgalesa, con el objetivo de promover la donación de sangre. Cada día en España, un total de 75 personas salvan su vida gracias a las transfusiones, según datos de la Hermandad de Donantes de Burgos. Además, una donación de sangre permite salvar hasta tres vidas.

El reto, la gente joven

Por otro lado, el presidente ha destacado que lograr atraer a gente joven para que done sangre es «el reto de todos los años», debido a que el número de donantes jóvenes suele ser menor. En este sentido, del Amo ha afirmado que se debe a que «tienen miedo a lo desconocido», y argumenta que los jóvenes primero tienen que vivir esa sensación para darse cuenta de que no ocurre nada, y después «plantearse lo que de verdad tiene de beneficio ese comportamiento», ha agregado. Sin embargo, pese a ello, el presidente ha señalado que en Burgos y provincia hay entre 1.300 y 1.500 donantes nuevos, de los cuales «la gran mayoría son jóvenes».