Burgos empieza el año al alza y con un incremento del número de viajeros del 5,69%

Frías es uno de los puntos más turísticos de la provincia/GIT
Frías es uno de los puntos más turísticos de la provincia / GIT

La provincia mantiene la dinámica con la que cerró un año histórico y consigue mejorar los datos de enero de 2017, tanto de viajeros como de pernoctaciones

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La tendencia alcista se mantiene. La provincia de Burgos cerró el pasado mes de enero con un sensible incremento del número de viajeros y pernoctaciones respecto al mismo periodo del pasado año. Y eso no es una cuestión menor, toda vez que Burgos cerró 2017 batiendo todos sus registros históricos en el sector turístico.

Así, según ratifican los datos del último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), un total de 37.844 personas visitaron la provincia el pasado mes de enero. Se trata de 11.438 menos que en diciembre (un 23,2% menos), pero 2.039 más que en enero de 2017 (un 5,69% más).

Esta circunstancia ha permitido a su vez incrementar el volumen de pernoctaciones, que han alcanzado la cifra de 60.162. De nuevo, se trata de una cifra inferior a la registrada en diciembre, un mes mucho más propicio para el turismo, pero superior a la de hace justo un año. La diferencia entre ambos es de 1.865 pernoctaciones, esto es, un 3,19% más.

En este sentido, cabe destacar el buen comportamiento del sector en todos los ámbitos, si bien, destaca especialmente el impacto de los turistas extranjeros. Y es que, su presencia tiene cada vez más peso en la estadística. En enero de este año, fueron 9.227 las personas de otros países que visitaron Burgos, lo que supone un significativo incremento del 18,85% respecto a los datos de enero de 2017.

Baja la estancia media

Sin embargo, no todo son luces, ya que el informe del INE arroja algunas sombras, focalizadas, una vez más, en la baja estancia media que registran los establecimientos de la provincia, que se situó en enero en 1,59 días, 3 centésimas menos que en enero de 2017. Ese ratio, que sigue siendo el más bajo de todas las provincias de Castilla y León, es la razón por la que el incremento del número de viajero y el de pernoctaciones se separe en más de dos puntos porcentuales. De hecho, la tasa de ocupación media de las 7.718 plazas hoteleras con las que cuenta la provincia se situó en enero en el 25%, un ratio que apenas ascendió hasta el 27,39% los fines de semana.

Como viene siendo habitual, casi la cuarta parte de los visitantes que se acercaron a Burgos en enero provenían de Madrid, seguidos por habitantes de Castilla y León (un 17%) y vascos (un 11%).

 

Fotos

Vídeos