Burgos ha perdido 2.185 funcionarios en siete años

Responsables de ambos sindicatos han presentado la campaña/IAC
Responsables de ambos sindicatos han presentado la campaña / IAC

Entre 2010 y 2017, el número de funcionarios de la provincia ha pasado de 24.86 a 22.661, lo que suponen 2.185 menos | UGT y CC.OO apuntan a una huelga conjunta de todo el funcionariado del país si no se convoca la mesa negociadora

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Los funcionarios parecen decididos a recuperar sus derechos laborales y poder adquisitivo perdidos durante estos últimos siete años -entre 2010 y 2017-. Al menos, así lo han anunciado esta mañana los responsables del sector público de UGT y de CC.OO, Joaquín Porres y Marcos Citores. Los sindicatos mayoritarios han presentado conjuntamente la campaña ‘¡Ahora! Salarios, empleo público y derechos’, con la que quieren conseguir que se convoque la mesa negociadora de los empleados públicos –que no lo hace desde 2012- y a través de ella se busquen acuerdos para conseguir más empleo, más salario y más negociación. No en vano, desde UGT y CC.OO aseguran que estos siete años de crisis económica se han perdido 2.185 empleos públicos en Burgos y que los funcionarios han visto reducido un 14,8 por ciento su poder adquisitivo.

Con estos datos sobre la mesa, UGT y CC.OO considera que ha llegado el momento de sentarse a negociar la mejora de las condiciones laborales de un sector que «ha hecho muchos esfuerzos», según ha defendido Citores. En ese camino por recuperar derechos laborales, los funcionarios reclaman volver a la jornada de 35 horas semanales, porque ello redundará en más empleo y más calidad en los servicios que se prestan al ciudadano. Y es más, Citores ha recordado que realmente el que sufre la pérdida de empleo público es el ciudadano, que soporta largas listas de espera en atención administrativa, sanitaria y judicial y sus hijos que, en caso de necesitarlo, no disponen del suficiente profesorado de apoyo.

Así las cosas, los sindicatos están decididos a presionar al Gobierno para que convoque la mesa negociadora general de los empleados públicos y se pueda dialogar sobre la situación que atraviesa el sector público y se tomen medidas ante los retos que se presentan a corto plazo. Estos pasana, principalmente, por una oleada de jubilaciones que podrían diezmar a los trabajadores públicos hasta en un millón de puestos de trabajo en los próximos diez años.

Por todo ello, los sindicatos han convocado manifestaciones en las diferentes subdelegaciones del gobierno de todo el país para este viernes 24 de noviembre a las 12.00 horas. También hay programada una gran concentración del sector público en Madrid para el 14 de diciembre y si estos dos próximos movimientos de protesta no surten efecto sobre el Gobierno, UGT y CC.OO pasarían a convocar una huelga conjunta en todo el país, algo que tanto Porres como Citores ven bastante cerca. Y es que, desde los sindicatos de clase prevén «un otoño caliente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos