Burgos registra 10,6 denuncias por violencia de género por cada 10.000 mujeres

Imagen de la manifestación del pasado 8M en Burgos/GIT
Imagen de la manifestación del pasado 8M en Burgos / GIT

Durante el primer trimestre del año, los juzgados de la provincia tramitaron 190 denuncias y se concedieron 49 órdenes y medidas de protección

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La lucha contra la violencia de género ha presentado, desde siempre, una evolución de dientes de sierra. Mientras unos trimestres crecen las denuncias de las víctimas, otros se producen ligeras caídas, si bien lo importante es el balance anual. Y este, afortunadamente, demuestra una mayor concienciación aunque todavía quede mucho por hacer, sobre todo para dar seguridad a las mujeres y que se atrevan a denunciar.

Así, en el informe correspondiente al primer trimestre del año, ofrecido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se recoge que los juzgados burgaleses tramitaron 190 denuncias por violencia de género, lo que supone un 16,6% menos que hace un año. Entonces, fueron 228 las denuncias gestionadas. La mayor parte de ellas, 121 de las 189 víctimas, corresponden a mujeres españolas.

Más información

Son ellas, las víctimas, las que interponen las denuncias, en una sociedad en la que la familia, los allegados y los amigos todavía tienen reticencias a dar un primer paso. Eso sí, muchas de las denuncias que llegan a los juzgados lo hacen atestado policial mediante. De este modo, de las 190 registradas entre enero y marzo, solo una la presentó la víctima directamente en los juzgados, y cuatro las llevaron los familiares, una cifra elevada para lo que es habitual.

Otras 112 las interpuso la víctima con atestado policial y 43 fueron presentadas directamente por la policía. También se tramitaron 7 denuncias registradas a partir de partes de lesiones. Con estos datos, Burgos registra 10,6 denuncias por violencia de género por cada 10.000 mujeres, que son 5,3 denuncias por cada 10.000 habitantes, de acuerdo con las cifras del CGPJ.

Caen las renuncias

Un dato positivo que se extraer del inform del CGPJ es una caída en el número de renuncias porque la víctima se acoge al derecho a no declarar, que han pasado de 63 en 2018 a 29 en este primer trimestre del año. La presidenta del Observatorio de Violencia de Género, Ángeles Carmona, valora este descenso pues «nos sitúa en el camino acertado, animar a denunciar y acompañar a la víctima» para que mantenga la denuncia.

Aún así, recuerda que la renuncia de la víctima por ese derecho a no declarar no supone obligatoriamente que el proceso judicial abierto se suspenda, pues en todos los casos la Fiscalía actúa de oficio.

Protección

Al igual que en las denuncias, la órdenes y medidas de protección se vieron reducidas el pasado trimestre. Se incoaron 53 órdenes, de las cuales, 49 se resolvieron de manera favorable. En relación con los datos de 2018, entonces se registraron 64 órdenes y solo una fue desestimada. Las medidas se centran, principalmente, en órdenes de alejamiento, prohibición de comunicación con la víctima o privativas de libertad para el denunciado.

De las 53 mujeres que solicitaron una orden de protección, una treintena de ellas eran españolas, y por lo que se refiere a los agresores, 37 eran españoles. Las situaciones de violencia de género que acabaronen los juzgados en el primer trimestre del año se produjeron en el ámbito de una relación conyugal o relación afectiva presente, como prioritarias, pero se encuentran igualmente en parejas ya rotas.