Burgos solo ha recuperado el 54,74% del empleo destruido en la crisis económica

Un grupo de obreros trabajando en la Plaza Mayor/CC
Un grupo de obreros trabajando en la Plaza Mayor / CC

La industria es el único sector que ha crecido por encima de los datos nacionales entre 2013 y 2018

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La provincia solamente ha recuperado en los últimos cinco años el 54,74% del empleo destruido entre 2008 y 2013, el periodo más oscuro para la economía española reciente. Los datos del Boletín de Coyuntura Económica de Caja Rural correspondiente a julio de 2018 reflejan que, en lo que a trabajo se refiere, Burgos aún está muy lejos de las cifras anteriores a la recesión económica, especialmente en construcción.

En números absolutos, según la información publicada en el estudio, que ha sido presentado esta mañana, la cifra de afiliados a la Seguridad Social en el pasado mes de junio era de 148.583 personas, 12.640 más que cinco años antes, pero aún 10.451 menos que en la década anterior, cuando tenían trabajo 159.034 burgaleses.

Pero estas variaciones son bastante inferiores a las que se han producido en el periodo analizado en España, ya que, en el conjunto nacional, se ha recuperado el 88,13% de los puestos de trabajo de 2018. El coordinador del análisis, José María Calzada, ha explicado que, al ritmo que se mueve el trabajo en Burgos, serán necesarios cuatro años para alcanzar los números de hace diez, mientras que en España, si todo continúa como en los últimos ejercicios, se llegará al número de afiliados anterior a la crisis en menos de un año.

El balance para los investigadores es, en términos generales, positivo, pero han señalado que la economía burgalesa está teniendo un comportamiento peor que la nacional desde que se inició la etapa de recuperación en 2013.

Sectores económicos

El mundo de los servicios es el principal creador de empleo de la provincia. En el periodo analizado ha aumentado en un 178,65%, pasando de 92.754 trabajadores en 2008 a 96.915 en 2018. De hecho, es el único sector que ha incrementado el número de cotizadores a la Seguridad Social en la última década. La cifra de crecimiento, pese a ser positiva, es inferior a la española, que alcanza el 229,12%.

Muy por detrás se sitúan el resto de grupos de actividad. La industria únicamente ha generado el 40,75% de las plazas que se perdieron entre 2008 y 2013, si bien es cierto que este es el único sector ha respondido mejor en Burgos que en el territorio nacional, donde se ha registrado un aumento del 35,57%. En este caso, los datos son esperanzadores para los expertos, puesto que pueden ser indicativos de un crecimiento más sólido que el vivido en etapas anteriores.

En cambio, el panorama en agricultura y construcción es mas desolador. En el campo solo se ha cubierto un 22,74% del empleo destruido durante la recesión y en la obra, únicamente el 0,71%; cuando los porcentajes a nivel nacional indican que el trabajo en estos sectores llegó al 59,60% y al 16,15%, respectivamente, de las personas que lo perdieron.

Pérdida de autónomos

Los autores del boletín han expresado su preocupación por la continuada pérdida de autónomos en la provincia entre 2013 y 2018 y especialmente en los últimos doce meses, que chocan con el moderado incremento en el año anterior y el crecimiento del 7,6 en el lustro precedente. En concreto, Burgos cuenta con 28.074 trabajadores por cuenta propia, un 1,2% menos que en junio de 2017 y un 1,7 menos que en el sexto mes de 2013.

Estas cifras son bajas en relación el total de los afiliados a la Seguridad Social, pero se consideran significativas porque reflejan la inquietud emprendedora, la iniciativa económica de la sociedad y la proyección de la iniciativa privada en el medio y largo plazo al incluirse en este apartado a los emprendedores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos