Burgos vive mayo en pleno febrero

El buen tiempo invita a pasear. /GIT
El buen tiempo invita a pasear. / GIT

A partir de este jueves, la provincia de Burgos gozará de temperaturas altas, más propias del mes de mayo que de febrero

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El frío invierno está dando una tregua en este mes de febrero. Hace ya varias semanas que a pesar de sufrir mínimas que por poco superan los cero grados, las máximas merodean los 15, lo que bien nos acerca a cifras primaverales. Bien es cierto, que queda apenas un mes para cambiar de estación y las temperaturas se podrían ir templando, pero también lo es, que el pasado año la nieve sorprendió en pleno mes de abril en la capital burgalesa.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), anuncia para la próxima semana en la provincia de Burgos temperaturas hasta 10 grados más altas de lo normal en estas fechas. El ascenso de las mismas ya ha comenzado, pero a partir de este jueves se notará en mayor medida, debido a un anticiciclón que dejará en la Península una masa de aire cálido.

De este modo, los termómetros se instalan desde hoy en los 18 grados en la capital. Desde este jueves y hasta el martes de las próxima semana se vivirá un episodioo cálido en la ciudad. El lunes 25, de hecho, la temperatura se disparará hasta los 20 grados.

En el resto de la provincia, también se podrá disfrutar de un buen refresco frío en las terrazas que ya empiezan a dejarse ver. Por ejemplo, en Aranda de Duero las temperaturas también suben de forma gradual desde este jueves -en el que habrá una máxima de 17 grados- hasta alcanzar su máximo el lunes con 21 grados.

Por su lado, Miranda de Ebro también disfrutará de cielos despejados en la próxima semana y seguirá la misma línea que Aranda. Temperaturas en incremento desde los 17 grados hasta los 22 que se alcanzarán el lunes.

Eso sí, no se confíen porque las mínimas oscilarán entre -1 y tres grados, por lo que más vale que si les toca madrugar o trasnochar no olviden llevar encima una 'rebequita'.