Burgos vuelve a ser destino destacado del turismo rural

Burgos posee un gran atractivo patrimonial en su provincia/BurgosConecta
Burgos posee un gran atractivo patrimonial en su provincia / BurgosConecta

Los establecimientos de la provincia reciben visitantes en este puente, aunque no compensarán la bajada notada en el último trimestre

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La ocupación será alta, como en todo los puentes, y se calcula que rondará el 80 por ciento, pudiéndose alcanzar el 100 por cien de cara al viernes y el fin de semana. Al menos así lo estima la vicepresidenta de la Asociación de Turismo Rural de Burgos, Turalbur, Ana Peña, pues el Puente de la Constitución también atrae visitantes a la provincia. Eso sí, Peña insiste en que el reto está en mejorar la ocupación durante los findes de semana ordinarios, y entre semana, pues las fiestas casi están garantizadas.

El sector burgalés ha experimentado una bajada en la ocupación ded este último trimestre del año, y no se sabe cuál es el motivo. Peña apunta a una falta de promoción, una de las grandes críticas que viene realizando Turalbur, a la hora de valorar la política turística de administraciones como la Diputación o la Junta de Castilla y León. El turismo rural se promociona de manera irregular, y solo en fechas muy concretas, como puede ser un puente festivo, por lo que así es imposible luchar contra la estacionalidad del turismo.

Familias con niños, pero también parejas o amigos, son los clientes habituales

Al margen de esta cuestión, el Puente de la Constitución traerá actividad al turismo rural, y es que la media de ocupación será del 70 por ciento, teniendo en cuenta tanto establecimientos asociados a Turalbur como otros ajenos, según los datos de Tus Casas Rurales. El cliente más habitual son las familias con niños pequeños, pues estas fiestas son muy familiares, pero en hoteles rurales también se ven parejas o grupos de amigos. Y suelen venir de destinos no muy alejados, los grandes viajes se dejan sobre todo para el verano.

Peña reconoce que, en su experiencia personal, no han notado la crisis de Cataluña. La hostelería de la capital afirma que han perdido visitantes catalanes, pero el turismo rural funciona a otro ritmo. «La afluencia del viajero catalán es menor que en la ciudad», opina la vicepresidenta. Por lo que sí está preocupado el sector es por la escasa actividad económica. Se habla de recuperación de la crisis pero no se nota en el turismo, que se recupera muy lentamente, e incluso registra retrocesos, como este último trimestre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos