La caída de viajeros extranjeros lastra los resultados turísticos de mayo

Visitantes junto a la catedral de Burgos./PCR
Visitantes junto a la catedral de Burgos. / PCR

Los hoteles de la provincia registraron a 80.604 viajeros, un 5,83% menos que doce meses antes

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Mayo no ha sido un buen período para los hoteles burgaleses. O al menos, no tan bueno como 2017. Los recepcionistas entregaron las llaves de las habitaciones a 80.604 viajeros, un 5,83% menos que doce meses antes, según los datos que ha publicado esta semana el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La bajada se ha producido por la caída del 17,77% en el número de turistas extranjeros, que pasaron de ser 40.358 en el quinto mes del año pasado a 33.185 en este. De hecho, los viajeros de origen nacional han crecido en un 4,84%, hasta los 47.421 y suponen el 58,91% de total de las personas que pernoctaron en cualquiera de los hoteles de la provincia.

Es el peor dato desde mayo de 2015, mes en el que se superaron los 80.000 usuarios de establecimientos hoteleros por primera vez en tierras burgaleses, si bien es cierto que supera a los registros de los primeros catorce ejercicios del siglo XXI. La diferencia, entre 2018 y el mejor estos años, 2014, es superior a los 5.000 viajeros.

De manera parecida han variado las pernoctaciones, que han descendido en un 4,36% hasta las 117.827. El número de noches con huésped español creció en un 3,96% hasta alcanzar la cifra de 74.522, mientras que, en el caso de los turistas internacionales, cayó en un 15,95%, quedándose en 43.305.

Por otro lado, cada usuario pasó de media un total de 1,46 días en los hoteles de la provincia en mayo. La mala noticia es que es el peor ratio de todo Castilla y León. La buena es que es ligeramente superior al registrado hace ahora doce meses, cuando la estancia media fue de 1,44 noches por viajero.

El promedio creció hasta las 1,57 jornadas si la persona que ha pasado por la recepción provenía de territorio español y cayó a 1,30 si el visitante llega desde más allá de las fronteras.

Más de la mitad de los viajeros, 45.593 (el 56,56% del total provincial) pernoctó en la capital burgalesa en el pasado mes, un 0,11% más que en el mayo anterior. Los turistas nacionales subieron en un 4,91% hasta llegar a los 26.407 y los extranjeros descendieron un 5,82%, quedándose en 19.186. En cambio, ambas procedencias han provocado la caída de las pernoctas totales en un 4,32%.

En el ámbito regional

Al contrario que en Burgos, la suma de los viajeros en Castilla y León es más alta en mayo de 2018 que en mayo de 2017. Concretamente, un 1,44%, puesto que se ha pasado de 437.046 personas a un total de 443.330.

La mejor información llegó desde Zamora, con un crecimiento del 17,90%; Valladolid, del 8,16% y Salamanca, del 7,92%. La peor, desde Segovia, con una bajada del 6,87%, y Burgos, que ha registrado la segunda mayor caída de la comunidad autónoma y se ha visto superada por la provincia charra en número total de usuarios de hotel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos