Los caldos de la Ribera del Duero se exhiben entre los hosteleros burgaleses

Los caldos de la Ribera del Duero se exhiben entre los hosteleros burgaleses

El Consejo Regulador plantea testar a partir de este año el mercado chino

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Alrededor de una treintena de bodegas de la Denominación de Origen Ribera del Duero se han acercado esta tarde hasta Burgos para exhibir sus últimos caldos a los responsables del sector hostelero de la capital. La iniciativa, impulsada hace ahora 15 años por la Cámara de Comercio y el Consejo Regulador, se plantea como una oportunidad para que «las bodegas saquen los vinos que han tenido guardados en las barricas» durante los últimos meses.

Así, y a la espera de la finalización de la elaboración de los caldos de 2017, una añada que fue más escasa de lo deseado, las bodegas han mostrado sus grandes referencias, como son los crianzas, los reservas y los grandes reservas.

Y todo ello para consolidar la posición de liderazgo que ya mantienen en la capital provincial los vinos de la Ribera del Duero, una denominación que continúa su proceso de expansión internacional.

En este sentido, Alfonso Sánchez, secretario general del Consejo Regulador, ha valorado la presencia que ya tienen los vinos ribereños en países como Alemania, Reino Unido o Suiza, una presencia que ha ido ganando peso también en otros puntos, como Estados Unidos, México, Colombia y Perú.

Hacia China

Sin embargo, las expectativas del Consejo Regulador van más allá. Así, este año se ha decidido promover la introducción de los vinos de la Ribera en el mercado chino. Eso sí, la decisión acaba de tomarse y todavía no se ha concretado la estrategia a seguir o los lugares concretos donde desarrollarla. «Es pronto para definir el proyecto», ha asegurado Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos