Castilla y León, segunda comunidad en donaciones de sangre con 100.000 al año

La media de provincia oscila entre las 56 y las 70 donaciones por cada mil habitantes/BC
La media de provincia oscila entre las 56 y las 70 donaciones por cada mil habitantes / BC

Burgos destaca en la región y en todo el país como la segunda provincia que más donaciones realiza por cada mil habitantes

EFELerma

La Comunidad de Castilla y León es la segunda de España, detrás de Extremadura, con mayor número de donaciones de sangre con unas 100.000 anuales, según ha destacado hoy en Lerma el consejero de Sanidad, Antonio Sáez. En declaraciones a los medios durante su presencia en la jornada autonómica de delegados de hermandades de donantes de sangre celebrada en Lerma, el consejero ha explicado que en Castilla y León se realiza una media de 42 donaciones por cada mil habitantes, seis más que la media nacional.

Sáez Aguado ha destacado que estas cifras permiten a la Comunidad «cubrir perfectamente las necesidades y ser del todo autosuficientes», una situación a la que le da un valor especial el que, según ha recordado, sea una autonomía con «un problema acuciante en el envejecimiento».

En la comunidad destaca Burgos, con una media de entre 56 y 70 donaciones por cada mil habitantes

Dentro de Castilla y León, destaca el papel que juega la provincia de Burgos, con una media de entre 56 y 70 donaciones por cada mil habitantes, lo que la sitúa en la segunda posición a nivel nacional por detrás de Álava.

«Lo que hacen nuestros donantes es imprescindible para el funcionamiento de la sanidad pública de Castilla y León», ha sostenido Sáez, quien ha añadido que las donaciones no solo son importantes para la actividad quirúrgica, sino que también «se extraen otros productos imprescindibles para otros enfermos, por ejemplo de cáncer.

El presidente de la Federación de Donantes de Castilla y León, Jesús Murias, ha señalado al respecto a estas cifras que aunque se hagan llamamientos a la población, como el de la semana pasada para 0 negativo y para AB positivo, se realizan para poder «tener las reservas en condiciones y que nunca se nos encienda la luz roja».

En este sentido, Murios ha querido poner en valor la «buena sintonía» que existe entre el centro de hemoterampia y las hermandades, una relación que también ha ensalzado Sáez, quien ha destacado el «prestigio» que tiene el centro autonómico.

La jornada autonómica de delegados de hermandades de sangre se ha celebrado en la ermita de La Piedad de Lerma, a la que han acudido alrededor de un centenar de personas a las que el consejero ha reconocido asegurando que son «lo mejor del altruismo porque hacen un trabajo que se traduce en que tenemos un sistema de hemoterapia y hemodonación que nos hace ser autosuficientes desde el punto de visa del suministro».

Temas

Lerma

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos