Los cazadores de Burgos abren la Media Veda con «buenas sensaciones» ante una gran entrada de codorniz en la provincia

Imagen de un cazador en la media veda/Manuel Barroso | El Norte
Imagen de un cazador en la media veda / Manuel Barroso | El Norte

La temporada se abre este 15 de agosto para codorniz, urraca, corneja, conejo y zorro, mientras que hasta el 25 de agosto no se podrá cazar la tórtola común, paloma torcaz y paloma bravía

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La codorniz es un ave migratoria, se mueve mucho, así que quién sabe lo que se encontrarán los cazadores cuando, este 15 de agosto, salgan al campo burgalés en la primera jornada de la Media Veda. las «sensaciones son buenas», pues se ha visto una buena entrada de ejemplares en la provincia y, además, la cosecha ha ido algo tardía sobre todo en la zona norte.

El presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, ha recordado que la codorniz es una especie que requiere de mucha cobertura, pues tiene pocos recursos y busca siempre la protección de la vegetación. Por eso el trabajo de los agricultores es tan importante para la conservación de la especie y, en términos de caza, condiciona una buena o mala temporada.

En aquellas zonas en las que ya se ha cosechado de forma temprana, los agricultores han recogido también la paja, e incluso han pasado la grada o el cultivador, así que es posible que se vea mucha menos codorniz de lo esperado pues no existen zonas de protección para los animales y las aves se han movido a zonas confortables.

Cazador y perrro forman un equipo en el que si falla uno, fallan los dos
Cazador y perrro forman un equipo en el que si falla uno, fallan los dos / Manuel Barroso | El Norte

Mientras, en el norte se acaba de cosechar y se cuenta con mayor vegetación, lo que unido a su condición de zona fresca, volverá a ser una de las áreas de mayor rendimiento para la codorniz. «Los que tengan buenos perros harán buena caza», afirma Iturmendi, siempre teniendo en cuenta los cupos, con máximos de 25 piezas por cazador y día, que en algunas zonas es muy difícil de conseguir, reconoce.

La Media Veda viene marcada, no solo por el ciclo de cosecha, sino también por la sequía. Al haber menos zonas frescas, las aves acaban moviéndose en busca de protección, a lo que se une también la fase de la luna, en creciente y luna llena, que favorecen el movimiento de aves migratorias. Con todo, es posible que los cazadores se lleven alguna sopresa porque las codornices se hayan movido en los últimos días.

Conejo, excepción

Además de la codorniz, que es la reina de la Media Veda, también son especies de caza la urraca, la cornea y el zorro. Y a partir del 25 de agosto se abren las capturas de la tórtola común, la paloma bravía y la paloma torcaz. Además, este año también se puede cazar el conejo, dados los problemas de sobrepoblación que se han registrado en algunas zonas de la provincia, en las que están causando muchos daños a la agricultura.

Santiago Iturmendi destaca el interés que la caza despierta en las nuevas generaciones, con en torno a 1.000 jóvenes que, anualmente, se presentan a los exámenes de cazador en Castilla y León. También hay cada vez más mujeres, que se van integrando en esta actividad, lo mismo que se integran en otros aspectos de la vida social. Y todo pese al ostigamiento que sufren los cazadores en las redes sociales.

«Parece que se está intentando penalizasr los insultos y las amenazas a través de las redes sociales», explica el presidente de la federación, pues no pueden ser un «pozo en el que se insulte y se pueda desear la muerte de una persona por una afición». Se tiene que respetar a las personas y a sus derechos.