Un centenar de moteros redescubre la N-623

Salida de los moteros hacia la N-623./CC
Salida de los moteros hacia la N-623. / CC

El viaje, que finalizará mañana, llevará a los participantes por Sargentes de la Lora, Orbaneja del Castillo o Soncillo

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El Paseo Sierra de Atapuerca se ha convertido esta mañana en el kilómetro cero de la Ruta Motera N-623, la primera de las actividades que instituciones burgalesas y cántabras, en colaboración con el Club de Motos BMW de España y el Club BMW-k1600.com, han puesto en marcha para potenciar la carretera nacional que une Burgos y Santander por el Puerto del Escudo.

En esta cita mototurística, que se prolongará hasta este domingo, 10 de junio, participan unas 60 motos de los modelos de alta gama K1600, R1200RT y R1200GS que fabrica la marca alemana y un centenar de personas, entre conductores y acompañantes, procedentes de Castilla y León, Andalucía, Cataluña, Aragón y Comunidad de Madrid. Además, la actividad cuenta con la presencia del periodista especializado en motos Ross Mowbray.

Los moteros, si todo marcha según lo previsto en el libro de ruta, visitarán durante el día de hoy el Museo del Petróleo y los yacimientos petrolíferos de Sargentes de la Lora, la cascada de Orbaneja del Castillo, el Cañón del Ebro en Pesquera de Ebro, el embalse del citado río y los puertos de Carrales y Escudo. Asimismo, serán recibidos en Valle de Sedano y en Soncillo, donde degustarán una olla ferroviaria con carne de potro hispano-bretón.

La jornada dominical comenzará en territorio cántabro, concretamente en los Valles Pasiegos, y finalizará en la meseta. El broche de oro de la concentración motera será la comida en Sotopalacios, que pondrá fin a un evento que de manera oficial comenzó ayer en el Monasterio de San Agustín de la capital con el recibimiento institucional a cargo de la diputada de Fomento y Burgos Alimenta, Montserrat Aparicio

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos