El Centro de Recuperación de Albillos atiende a 646 animales, con un 45% de liberación

Castilla y León cuenta con una amplia red de centros para atender a animales salvajes/JCyL
Castilla y León cuenta con una amplia red de centros para atender a animales salvajes / JCyL

La instalación, reformada en 2015, recibió más de 2.000 ejemplares de las provincias de Burgos, Soria y Palencia

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de Burgos, ubicado en Albillos, atendió el pasado año 2.238 ejemplares de fauna silvestre de las provincias de Burgos, Soria y Palencia. De ellos, 646 corresondieron a ingresos de animales vivos, con un 45% de liberación, de acuerdo con el informe anual de la red de centros de Castilla y León conocido en las últimas horas.

El 62 % de los animales atendidos fueron aves, seguidas de mamíferos, el 33%. El resto corresponde a reptiles, anfibios y peces. En total, el CRAS de Burgos recibió 131 especies diferentes siendo las más frecuentes el buitre leonado, el corzo y el busardo ratonero. Por procedencias, la provincia burgalesa representa el mayor número de ingresos, seguida de Palencia y Soria.

Las causas más frecuentes de ingreso de los animales procedentes de Burgos fueron colisiones con aerogeneradores o tendidos eléctricos o los pollos o crías de corta edad (caídas de nidos o falta de alimentación) y en menor medida los traumatismos o atropellos.

Los animales procedentes de Palencia entraron en el centro fundamentalmente por traumatismos, intoxicaciones y atropellos, estando las especies directamente relacionadas con las causas: visón americano, milano real y cernícalo vulgar. En total fueron 35 las especies de fauna silvestre procedente de esta provincia.

Desde Soria llegaron 88 especies diferentes, siendo más habituales el visón americano, el buitre leonado, la totovía y la alondra, y teniendo como causa el control poblacional, las colisiones y los atropellos.

Tendencia al alza

Respecto a los años anteriores, se sigue una tendencia clara al alza en el número de ingresos totales: 526 en el año 2015, 539 en 2016 y 646 este pasado año. En cuanto a la época, los meses comprendidos entre junio y septiembre son los de mayor actividad, indica la Junta de Castilla y León a través de una nota de prensa recogida por Europa Press.

En total, los Centros de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) y los dos Centros de Recepción de Animales de Fauna Silvestre (CRFS) de Castilla y León atendieron el año pasado a 2.560 animales, de los que 1.386 fueron liberados. El mayor porcentaje de animales ingresados corresponde a aves, seguido de mamíferos y reptiles.

 

Fotos

Vídeos