La cifra de mujeres condenadas en Burgos aumenta el 31,88% en el último año

Palacio de Justicia de Burgos/Gabriel de la Iglesia
Palacio de Justicia de Burgos / Gabriel de la Iglesia

Pese a esta subida, los hombres representan el 79,94% de los penados

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los jueces condenaron en 2017 en la provincia de Burgos a 1.815 personas, el 1,04% menos que en 2016. Se trata de un incremento relativamente menor, pero ahondando en las cifras, sí se muestra una sensible diferencia respecto a la estadística de 2016.

Y es que, según el último informe emitido al respecto por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las condenas a mujeres en la provincia se dispararon el año pasado un 33,18%. De 276 condenadas se ha pasado a 364. La provincia burgalesa es el sexto territorio donde más ha crecido esta estadística. Teruel, Segovia, Melilla, León y Guadalajara son los únicos lugares que superan en porcentaje a las tierras del Cid. De hecho, está muy por encima de la media nacional, que ha sido del 14,04%.

El dato de féminas castigadas es el más alto de los últimos cinco años. Eso sí, el porcentaje de 2017 fue del 20,6%, lo que significa que, pese a esta subida, sigue estando muy lejos del registrado por el sexo masculino.

Los hombres siguen siendo, y por amplia mayoría, los más castigados. 1.451 personas, el 79,94% del total de condenados, fueron varones, si bien es cierto que en el último ejercicio completo ha caído el número de condenados masculinos en un 6,87% en comparación con el anterior periodo. Precisamente 2016, con 1.558 hombres, fue el año con más culpados desde que el INE ofrece esta información.

El 76,30% de los castigados cumple condena por un solo delito

Los jueces han castigado a 1.385 personas por un solo delito, lo que equivale al 75,30% de los condenados. El 23,70%, es decir, 430, han recibido castigo por dos o más delitos. En este caso, el porcentaje en hombres y mujeres es bastante parecido. El 75,53% de los varones fue sancionado por una ilegalidad, dato que crece hasta el 79,39% en el caso de las mujeres.

Por último, el 81,1% de los penados, 1.472 ciudadanos, tienen un carnet de identidad español y el 18,9% restante, un pasaporte extranjero.

Por edades, los principales descensos se registraron en la horquilla de 31 a 35 años, que cayó en un 15,21%, de 263 a 223; y en la de mayores de 71 años, que descendió el 9,76%, de 41 a 37. Esta división fue un año más la menos castigada.

En cambio, la subida más destacada recayó en el grupo de edad de 41 a 50 años, que creció el 8,79% y continúa un ejercicio más como el grupo de edad más penado.

 

Fotos

Vídeos