Ciudadanos pedirá la reprobación de una concejal del PP y otro de NCIL en el Pleno de Lerma

Viejo depósito de agua en Lerma. /Burgos Conecta
Viejo depósito de agua en Lerma. / Burgos Conecta

El partido liberal les acusa de que, presuntamente, podrían haber filtrado expedientes municipales antes de la conclusión de los mismos

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Pablo Calvo, portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Lerma, ha presentado una proposición en la que solicita que se habilite a la alcaldesa para tomar las medidas judiciales y administrativas oportunas para aclarar si la concejal Raquel García Ortega, del PP, y el concejal Fidel Gutiérrez Velázquez, de NCIL, hubiesen incurrido en un supuesto delito o falta relacionados con la vulneración de secretos o cualesquiera otros delitos en lo concerniente a lo ocurrido en los casos relacionados con el antiguo depósito de agua de Lerma.

Calvo también ha solicitado al Pleno que vote la reprobación de los citados concejales ante la posibilidad de que hubiesen podido vulnerar el derecho de información de los ediles, obviando el deber de guardar reserva en relación con las informaciones que se les faciliten para hacer posible el desarrollo de su función.

El antiguo depósito de agua

Todo comenzó, según explica Ciudadanos, a raíz de la denuncia de un particular, denunciado, posteriormente, por el Ayuntamiento que intentó paralizar el derribo del antiguo depósito de agua de Lerma, alegando que éste contenía restos de amianto, que no han aparecido, pero que ha provocado una importante alarma social y que, a su vez, ha podido llegar a poner en peligro la cesión de una parcela que ha de formar parte del futuro de la villa como capital de la comarca.

Esta denuncia, prosigue el comunicado de Ciudadanos, y la forma de proceder del denunciante, han llevado al Ayuntamiento «a denunciar al particular por un supuesto delito de usurpación de funciones, recogido en el Código Penal».

«A través de esta denuncia y del extraño silencio y comportamiento de la edil del Partido Popular, Raquel García Ortega, se ha conocido que el ahora denunciado y anteriormente denunciante podría haber obtenido, supuestamente, información que obraba en expedientes municipales a través de la citada concejal del Partido Popular. Información que no era pública al tratarse de un expediente municipal no finalizado y que podría llegar a constituir, siempre supuestamente, un delito de revelación de secretos, consignado así en el Código Penal y que vulnera los límites de los derechos de información de los concejales en las administraciones locales», señala el partido liberal.

Del mismo modo, recuerda también que existen indicios de que «el concejal Fidel Gutiérrez Velázquez pudiese haber filtrado, supuestamente, parte de los expedientes al denunciante y ahora denunciado».