Condenan a dos años y siete meses de prisión a un varón que acosó sexualmente a su nieta menor de edad

Audiencia Provincial de Burgos/BC
Audiencia Provincial de Burgos / BC

La Audiencia Provincial impide también que el abuelo se acerque a la víctima durante cuatro años y fija una indemnización de 6.000 euros a favor de la hija de su hijo

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La Audiencia Provincial de Burgos condenó a dos años y siete meses de prisión a un vecino residente en un pueblo de la provincia por un delito continuado de abusos sexuales con agravante de parentesco, puesto que la víctima es su nieta.

Además, el varón, que actualmente es octogenario, no podrá aproximarse a menos de 300 metros de la víctima ni comunicarse con ella y deberá abonarle 6.000 euros de indemnización «por daño moral». Por otro lado, el tribunal ha inhabilitado al penado para el ejercicio de derecho de sufragio pasivo y le ha impuesto el pago de las costas procesales por este delito.

El tribunal considera probado que el abuelo, entre 2008 y 2013, sometió a su familiar a «diversos comportamientos, tocamientos y comentarios no adecuados para la edad y debido desarrollo personal desde que la misma tenía 9 años y hasta los 13 años». Según la sentencia, el condenado se masturbó delante de ella, se restregó con ella a la vez que realizaba movimientos obscenos y le tocó el culo y la zona de los pechos, entre otras acciones. Incluso, llegó a ofrecerle billetes a su nieta con insinuaciones sexuales e intentó besarla en la boca por la fuerza.

Más información

Estos hechos fueron denunciados por la madre de la víctima en junio de 2015 después de que esta revelara la situación de abusos sexuales padecidos a manos de su abuelo paterno ante una trabajadora social y una educadora social. Por todos estos hechos, la víctima mostró una clínica ansioso-depresiva y precisó de tratamiento psicológico.

El periodo de prisión impuesto al octogenario por el delito de abusos sexuales fue inferior a los cuatro años de cárcel que solicitó la Acusación Particular y los dos años y nueve meses que pidió el Ministerio Fiscal. La Audiencia Provincial considera «adecuada» la pena de dos años y siete meses -junto a las accesorias- porque, entre otras causas, «no hubo violencia ni intimidación alguna por parte del acusado». No obstante, la sentencia no es firme y cabe recurso de casación por infracción de ley y por quebrantamiento de forma.

Absoluciones

En cambio, el tribunal absolvió al varón de un delito de malos tratos en el ámbito familiar por el que la Fiscalía solicitó seis meses de prisión. La sentencia reconoce que el abuelo dio un «tortazo» a su nieta delante de sus amigos, pero los jueces no pudieron dar por acreditada la concurrencia de requisitos del delito de maltrato familiar.

También fue absuelta de los cargos leves de injurias o vejaciones injustas y amenazas a la esposa del condenado por abusos sexuales. En este caso, el Ministerio Fiscal pidió pena de 25 días de localización permanente alejada de la víctima por injurias o vejaciones injustas y la Acusación Particular nueve meses de cárcel y 30.000 euros de indemnización a su nieta por amenazas.

Pero la Audiencia Provincial cree que es claro «que no concurre el requisito de procedibilidad exigido», ya que la propia nieta dijo en el plenario que «yo a mi abuela no la he denunciado y no tengo nada contra ella» y, además, en el escrito de acusación «existe una preclara indefinición al ceñirse de forma genérica al imputar a la abuela». «Resulta insuficiente a la hora de motivar una sentencia condenatoria», explicaron desde el tribunal.