Crecen los delitos en Burgos, con aumento de los robos con violencia y las agresiones sexuales

Crecen los delitos en Burgos, con aumento de los robos con violencia y las agresiones sexuales

Las infracciones penales se incrementaron un 5,8% en el primer trimestre del año | Se registraron 24 delitos sexuales frente a los 15 del pasado 2018

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Salvo por los delitos graves o menos graves de lesiones y riñas tumultuarias, que experimentaron un leve descenso, pasando de 37 a 30 intervenciones, las infracciones penales se incrementaron en Burgos durante el primer trimestre del año. El último informe ofrecido por el Ministerio del Interior registra 2.878 delitos en la provincia, un 5,8% más que hace un año (2.719 entonces). De ellos, 1.421 correspondieron a la capital, 376 a Aranda de Duero y 267 a Miranda de Ebro; el resto, se distribuyen por la provincia.

Entre enero y marzo se registraron en Burgos 24 delitos contra la libertad sexual. Suponen un 60% más que en 2018, cuando fueron 15 las intervenciones realizadas. Eso sí, entonces se contabilizaron 3 agresiones sexuales con penetración y, en el primer trimestre, este capítulo se ha cerrado en blanco. Lo mismo ha ocurrido con los homicidios, ejecutados o en grado de tentativa, pues el pasado año se produjo el asesinato de un anciano en una residencia en Rabé de las Calzadas en el mes de marzo.

En este arranque de año se han producido 32 robos con violencia e intimidación, un 14% más, y 219 robos con fuerza en domicilios, establecimientos u otro tipo de instalaciones, lo que supone un crecimiento del 7,9%. Las cifras son superiores a las de 2018, si bien es cierto que se ha recudido ligeramente el número de robos con fuerza cometidos en domicilios, pasando de 160 a 152, aunque siguen siendo los mayoritarios.

La estadística de Interior se completa con 687 hurtos, 26 sustracciones de vehículos y 13 delitos por tráfico de drogas, prácticamente las mismas cifras que el pasado año.

Violencia de género

Las infracciones penales siguen creciendo, como lo hacen también los delitos contra la libertad sexual. Entre 2010 y 2017, los últimos datos ofrecidos por Interior, se han registrado 400 víctimas de este tipo de delitos, de las cuales 343 son mujeres. También son mayoría las mujeres que víctimas de delitos en el ámbito familiar, 4.056 entre 2017 y 2010 (del registro total de 4.669 víctimas). Además, seis burgalesas ha sido asesinadas por sus parejas o exparejas en la última década, la más reciente, la joven Silvia Plaza, en abril de 2018.