Juicio La Parte de Bureba

La defensa pide la absolución ante una denuncia «manipulada» y un atestado «falso»

La vista oral se ha desarrollado a lo largo de cuatro sesiones en la Audiencia Provincial de Burgos./BC
La vista oral se ha desarrollado a lo largo de cuatro sesiones en la Audiencia Provincial de Burgos. / BC

El juicio a la expresidenta de la Junta Vecinal de La Parte de Bureba, dos directores de obras y la empresa concesionaria de los trabajos está visto para sentencia

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La cuarta y última sesión de la vista oral del juicio a la presidenta de la Junta Vecinal de La Parte de Bureba entre 2004 y 2011, Ana Belén Pérez Soto, los directores de las obras de abastecimiento de aguas y de la Casa Consistorial de la localidad y la empresa concesionaria de las mismas por presuntas irregularidades se desarrolló este pasado viernes en la Audiencia Provincial de Burgos con la declaración de dos peritos, las conclusiones, los informes del Fiscal y los letrados de la defensa y las últimas palabras de los acusados.

Los cuatro abogados defensores pidieron la absolución de sus clientes, puesto que volvieron a asegurar que no cometió los delitos que les imputa el Ministerio Fiscal. Defendieron de nuevo que firmaron las respectivas actas de recepción para que la pedanía no perdiera la subvención de la Diputación de Burgos y que se incluyeron actuaciones que no figuraban en las memorias -que podían modificarse, añadieron- que provocaron que, pese a destinarse la inversión prevista, no se concluyeran.

Más información

Asimismo, certificaron la legalidad de la firma de las actas llegando a hacer referencia a sentencias previas y dejando claro que no firmaron certificaciones finales de obra. «No hay dolo falsario, no es prevaricación», ha declarado el defensor del director de obra de la Casa Consistorial.

Pagos por las fiestas

El letrado de la expresidenta indicó que los pagos desde la Junta Vecinal a la Asociación Virgen de la Pasiega para abonar el importe las verbenas de las fiestas de La Vid de Bureba quedaron demostrados con los documentos que se han presentado a este proceso y con la declaración del propio empresario. «Mi representada no se ha quedado con dinero alguno», agregó.

Por su parte, el abogado del constructor declaró que su defendido llevó a cabo todas las partidas ejecutables que figuraban en las memorias y realizó mejoras que no figuraban inicialmente en ellas. Respecto al hecho de recibir pagos «a cuenta», el letrado manifestó que lo que quería era cobrar la suma total del importe de las facturas, no cada factura en cuestión. Además, recordó que la Junta Vecinal tiene deudas con su representado y, por tanto, no se ha llevado más dinero de la cuenta.

El empresario, en su turno de palabra, declaró que tiene la voluntad de finalizar las obras, pero que el sucesor de Pérez Soto en la Presidencia de la Junta Vecinal y la persona que denunció a la fiscalia estos presuntos hechos delicitivos, José Ignacio Ruiz Ruiz, lo impidió, un hecho que también aseguraron los abogados de los directores de obra.

Informe «plagado de errores»

Los cuatro letrados fueron especialmente duros con el agente de la Guardia Civil que elaboró el atestado tras recibir las diligencias desde la Fiscalía de Burgos, el documento que sirve de base para acusar a los cuatro investigados. El abogado de la expresidenta lo calificó de «tendencioso» y «plagado de errores», mientras que el representante del director de la obra de abastecimiento de agua afirmó «que ha quedado acreditado que es falso» y que el agente del Instituto Armado «no lo ratificó en el plenario».

De hecho, este último letrado llegó a pedir que se tomen medidas contra el guardia civil porque, a su juicio, incurrió «en falsedad documental» por escribir que había comprobado que no se habían ejecutado varios trabajos en el pozo y luego decir lo contrario. Por su parte, al abogado del director de obra de la Casa Consistorial le chocó que el agente únicamente hiciera el atestado con la documentación que le entregó Ruiz Ruiz y tras realizar una inspección ocular y que no consultara más información.

Asimismo, las críticas para pedir la absolución de sus defendidos se extendieron a la persona que denunció el caso, Ruiz Ruiz. El abogado de Pérez Soto cree que la declaración, como testigo, del denunciante «no tiene valor» porque, según se escuchó en la sala de la Audiencia Provincial, existía «odio» y «animadversión» entre este y la acusada.

Por su parte, el letrado del constructor manifestó que la denuncia está «manipulada» por «intereses espurios contra la alcaldesa» y que «ha dejado víctimas colaterales», como su defendido y los directores de obra. Para aseverar su afirmación, declaró que omitió uno de los trabajos de su representado (la de la pavimentación de la plaza de San Martín) «porque no le interesa».

 

Fotos

Vídeos