Desarticulado un grupo de ladrones que actuó en Burgos mediante la técnica del 'abrazo cariñoso'

Agente de la Guardia Civil/GIT
Agente de la Guardia Civil / GIT

La Guardia Civil de Soria detiene a dos personas, a quienes se les imputan 19 hurtos en varias localidades de España, incluidas Briviesca, Villafranca Montes de Oca y Villalmanzo

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil de Soria ha desarticulado un grupo criminal al que se le imputan varios robos cometidos mediante la técnica del 'abrazo cariñoso' en varios puntos de la georafía española, entre ellos la provincia de Burgos, según ha informado EFE.

La subdelegada del Gobierno en Soria, Yolanda de Gregorio, acompañada del jefe accidental de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria, Domingo Martín, ha presentado hoy en rueda de prensa esta operación, bautizada como 'Pamplo', cuyos actos delictivos esclarecidos son especialmente «repulsivos» por elegir como víctimas a personas mayores que tienen menos poder de oposición.

De momento, según ha explciado De Gregorio, la Guardia Civil ha detenido a dos personas, de origen rumano, en la localidad segoviana de Ortigosa del Monte, que supuestamente forman parte del grupo criminal, sin descartar más arrestos.

Las dos personas detenidas el pasado 25 de noviembre en el punto kilométrico 74,1 de la AP-61, en el término municipal segoviano de Origosa del Monte, tienen 28 años, su identidad corresponde a las iniciales I.T. y D.D. y son vecinos de Madrid.

Con esta operación, la Guardia Civil ha esclarecido hasta la fecha diecinueve hurtos y robos cometidos en Castilla y León, Cantabria, Asturias, Castilla-La Mancha y Extremadura.

De los 19 hechos delictivos esclarecidos, seis fueron cometidos en la provincia de Soria: dos en Duruelo de la Sierra, otro en Castilruiz, dos en El Royo y otro en Berlanga de Duero, entre mayo y noviembre de este año. Asimismo, la Guardia Civil les atribuye de momento otros trece delitos cometidos en Briviesca, Villafranca Monte de Oca y Villamanzano (Burgos); en Garcillán (Segovia); en San Román de Cayón, Reocín, Camarco, Riotuerto y Castrourdiales (Cantabria); en Atienza (Guadalajara); en Nueva, parroquia asturiana del concejo de Llanes, en Miajadas (Cáceres) y en Jérez de los Caballeros (Badajoz).

Hasta la fecha no se han podido recuperar los objetos sustraídos ya que «son joyas y presentan pocas dificultades para ser vendidas poco después de cometido el delito. Pero se sigue trabajando en ello».

Desde mayo

La investigación se inició el pasado 9 de mayo para esclarecer dos delitos de hurto cometidos en la localidad soriana de Duruelo de la Sierra, aunque desde hace ya algunos años se habían producido y denunciado en la provincia de Soria delitos que utilizaban para su comisión la modalidad del 'abrazo cariñoso'.

Los grupos que así actúan suelen ir en un vehículo que conduce, por regla general, un hombre y en el que dos mujeres viajan en el asiento trasero. Una de ellas es la que se acerca a la víctima y utiliza cualquier excusa para entablar conversación y ganar su confianza.

Cuando obtiene la información que le ha requerido, como señal de agradecimiento, le abraza y aprovecha la ocasión para sustraerle con mucha habilidad pertenencias del tipo de cadenas, pulseras, anillos o cualquier joya que la víctima pudiera llevar encima.

La mayoría de los pertenecientes al grupo tiene antecedentes policiales por delitos contra las personas, contra el patrimonio y falsedad documental. Las víctimas son personas de avanzada edad que transitan por la vía pública y que portan joyas u objetos de valor.

Las poblaciones a las que acude este tipo de grupos criminales son zonas rurales de escasa población en las que predominan las personas de edad avanzada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos