La Diputación descarta utilizar herbicidas para limpiar las cunetas de las carreteras provinciales

La Diputación descarta utilizar herbicidas para limpiar las cunetas de las carreteras provinciales

Ciudadanos propone utilizar herbicidas en algunos puntos en función de los criterios técnicos, pero el equipo de Gobierno insiste en el daño medioambiental que causan

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La Diputación de Burgos no utilizará herbicidas para la limpieza de arcenes de las carreteras provinciales. Así lo ha subrayado hoy el portavoz del equipo de Gobierno de la Institución provincial, Borja Suárez, durante el debate de una propuesta elevada al respecto por parte de Ciudadanos. Y no los usará, ha añadido, porque los propios técnicos de Medio Ambiente de la Diputación ya lo han descartado debido al impacto que su uso supondría.

La propuesta, que sólo ha recibido el apoyo de los dos diputados de la formación naranja, pretendía poner una solución a la proliferación de maleza en los arcenes y cunetas de las carreteras provinciales. Una situación que este año es mucho más evidente que en ejercicios anteriores debido a las intensas lluvias caídas durante toda la primavera, que hacen que las labores de desbroce estén siendo, hasta cierto punto, infructuosas.

En este sentido, el portavoz de Ciudadanos, Lorenzo Rodríguez, instaba a la Diputación a aplicar herbicidas en aquellos lugares donde se estimase oportuno, dejando esta decisión al albur del criterio de los técnicos. El problema, según ha explicado Suárez, es que los propios técnicos descartan el uso de herbicidas por todas las consecuencias que tiene el mismo. Es más, el portavoz ha recordado que en muchos lugares, esta práctica está prohibida y que el Procurador del Común cuestionó años atrás el uso de herbicidas por parte de la Diputación de Valladolid.

En el mismo sentido se han expresado los portavoces del PSOE y de Imagina Burgos, que han rechazado de plano el uso de herbicidas como el glifosato, cuya composición puede contaminar acuíferos y provocar numerosas complicaciones medioambientales.

A la vista de la situación, la decisión del equipo de Gobierno pasa por «mantener la misma estrategia» que se viene siguiendo hasta ahora y que pasa por las labores de desbroce con las cuatro maquinas que tiene a disposición la Diputación y con el contrato aprobado a tal efecto tiempo atrás. Y es que, a juicio de Suárez, esa es la mejor línea de trabajo para una provincia que cuenta con alrededor de 2.300 kilómetros de carreteras de titularidad provincial, es decir, 4,6 millones de metros lineales de arcenes y cunetas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos