Los Donantes de Sangre animan a ser solidarios, también en verano

Los Donantes de Sangre animan a ser solidarios, también en verano

La entidad organiza colectas en la provincia durante los meses de julio y agosto

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Tal vez suene repetitivo pero, dada la importancia de la donación de sangre, nunca viene mal ser insistentes. Nos vamos de vacaciones, sin embargo no debemos descuidar nuestras acciones solidarias, pues las necesidades, por desgracia, no entienden de periodos estivales. Por ese motivo, la Hermandad de Donantes de Sangre de Burgos organiza colectas en los pueblos de nuestra provincia durante los meses de julio y agosto.

Su presidente, Francisco del Amo, reconoce que Burgos (y Castilla y León) es autosuficiente, aunque ahora mismo las cifras de donaciones sean ligeramente inferiores a las de 2017. No obstante, los hospitales siguen necesitando sangre, para usos médicos o para atender a accidentados. Y en verano también se incrementan los accidentes de tráfico, así que no debemos bajar la guardia, insiste Del Amo.

Más información

Seamos donantes habituales o no, tenemos varias opciones para donar sangre, comenzando con las citas habituales. El punto fijo de donación está en el Hospital Divino Valles, de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00. Además, el primer y segundo sábado de mes se realizan extracciones en el Centro de Salud Gamonal Antigua, mientras que el tercer sábado están en el Centro de Salud de San Agustín y el cuarto, en el Rural Norte (en todos los casos de 10:00 a 13:00).

En la provincia, habrá colectas en el Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero, de 10:00 a 13:00, el día 7 de julio, y de 17:00 a 20:30 los días 19 y 26 de julio. Mientras, en Miranda de Ebro estarán en el Centro de Salud Miranda-Este el día 12 de 16:30 a 20:15, y el día 29 de 9:30 a 13:30.

También en Oña, el 8 de julio; en Briviesca, en Cogollos y en Palacios de la Sierra, el 14 de julio; en Villarcayo, el 15 de julio; en Frandovínez y en Trespaderne, el 21 de julio; en Medina de Pomar, el 22 de julio; y en Roa y en Villadiego, el 28 de julio. En todos estos casos, en horario de mañana.

A todo ello se suman colectas especiales en Gonvarri, todo el día 9 de julio, y las extracciones en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) el 20 de julio, en horario de mañana. Y en agosto habrá nuevas fechas, apunta Francisco del Amo, aunque todavía está cerrándose el calendario. El objetivo es acercar las donaciones el máximo posible a la ciudadanía, y aprovechar para animar y crear nuevos donantes.

Ayuda imprescindible

El presidente insiste en que la donación de sangre es una acción muy gratificante. Cualquiera puede necesitar en un momento una transfusión, bien sea en una operación quirúrgica, por una enfermedad o un accidente, así que donando siempre se ayuda a alguien, aunque no seamos conscientes de ello en muchos casos. De ahí que Del Amo anime a los más jóvenes, el relevo de los donantes burgaleses actuales.

Burgos tiene un índice de donación de 56,7 por mil, el más alto de la comunidad y el segundo más alto de España, y cerró el pasado año con más de 20.000 donaciones. Siempre, a la llegada del verano, se produce un cierto parón, si bien el presidente recuerda que lo importante no es seguir creciendo, sino mantenerse. Y es que el alto nivel de solidaridad de los burgaleses es difícil de mejorar, así que mantenerlo es el principal objetivo de la Hermandad de Donantes de Sangre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos