Éxito de asistencia en el Demandafolk más «familiar»

Colaboradores del Demandafolk/Twitter Demandafolk
Colaboradores del Demandafolk / Twitter Demandafolk

El festival No convencional de Música Tradicional Demandafolk se ha realizado los días 3, 4 y 5 en Tolbaños de Arriba | Se calcula que han asistido entre 5.000 y 6.000 personas

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Ya ha finalizado la duodécima edición del Festival No convencional de Música Tradicional Demandafolk. El evento de Tolbaños de Arriba ha vuelto a firmar una cita exitosa un año más. Así lo ha confirmado Diego Serrano, miembro de la Asociación 'Que la sierra baile', organizadora del evento.

Pocas horas después de la finalización del mismo, y aún sin datos oficiales, la organización estima que la participación del público fue muy parecida a la del año pasado, es decir, en torno a los 5.000 o 6.000 asistentes.

Puede que la explicación a este nuevo éxito se deba al buen tiempo que ha acompañado este fin de semana o a las novedades incorporadas al programa musical como la ampliación de la oferta con el Dj Txupatxanguez la madrugada del sábado, que «hizo a algunos trasnochar más de la cuenta», confiesa Serrano entre risas. Por otro lado, todos los talleres que se han ofrecido a los más pequeños de la familia, cómo hacer adobe o aprender a tocar la pandereta o la placita de los oficios, también se han completado. Y precisamente, es algo que desde la organización ha llamado la atención, la presencia de tantos menores, así que ha sido la edición más «familiar».

Como nota negativa, el éxito de asistencia no se ha visto reflejado en la recaudación de alubias solidarias para colaborar con el Banco de Alimentos. Y es que a pesar de las miles de personas que desfilaron por Tolbaños, la cifra de alubias entregadas ha sido aproximadamente de 130 kilos.

En cuanto a la nueva zona habilitada para furgonetas, de mayor tamaño a la anterior, ha habido quien no ha quedado 100% conforme. Han existido quejas, aunque se ha ganado en comodidad en la nueva estancia, al parecer la zona está demasiado alejada del recinto y el camino a través del monte es de difícil acceso. La organización la seguirá utilizando en un futuro, ya que ha ayudado a que las colas del parking fueran de menor tamaño que en años anteriores, pero también se tendrán en cuanta las palabras de los usuarios y de cara a próximas ediciones se intentará adecuar el terreno.

Otra de las novedades de esta última edición del festival, que ha hecho de la protección del medioambiente su seña, se trataba de no suministrar vasos de un solo uso, iniciativa que también ha sido acogida con éxito por el público asistente y que ha repercutido de forma positiva en el recinto utilizado para realizar las actividades. Serrano ha asegurado que «ha quedado limpísimo y se han generado muy pocos residuos».

 

Fotos

Vídeos