El exjugador de fútbol sala García Mera, pregonero de Los Jefes

El gallo es uno de los protagonistas de la fiesta/PCR
El gallo es uno de los protagonistas de la fiesta / PCR

Santo Domingo de Silos celebrará el próximo 27 de enero su tradicional Fiesta de Los Jefes

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El exjugador de fútbol Sala Julio García Mera será el pregonero estrella de la Fiesta de los Jefes 2018, que Santo Domingo de Silos celebra el próximo 27 de enero, según informa ICAL. Este laureado jugador será el encargado de leer el pregón de una tradición, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. «Los Jefes» volverán a tomar el mando el próximo fin de semana, recordando la gesta conseguida en plena Reconquista.

Una vez más, la villa apuesta por una figura del deporte como pregonero. En esta ocasión, García Mera recordará sus grandes victorias, con las que llegó a acumular hasta 23 títulos, entre campeonatos de Liga, Copa de España, Supercopa, Mundiales, Copa de Europa y Copa Ibérica. Además, el jugador fue internacional absoluto en 115 partidos. García Mera seguirá la estela marcada por la alteta Ruth Beitia y por José Javier Hombrados, el exportero de la Selección Española de Balonmano, pregoneros en las ediciones 2017 y 2016.

La Fiesta de los Jefes arrancará el sábado 27 de enero a las 12:00, con la tradicional cencerrada y el pregón en la Plaza Mayor. Ya por la tarde, a las 17:00, tendrá lugar la Carrera de las Crestas, donde una veintena de intrépidos jinetes participarán para llevarse algunos de los trofeos en liza. Se trata de un ritual muy antiguo, iniciado en el siglo XVI, en el que 'los Jefes', el Capitán, el Cuchillón y el Abanderado, lideran a sus séquitos, que compiten por alzarse con la cresta de un gallo que prende de una cuerda a gran altura. El animal, que permanece inerte, se convierte en un trofeo que arranca los aplausos para los jinetes más habilidosos, hombres y mujeres. Actualmente, el gallo está muerto, pero hace siglos esta tradición se realizaba con un gallo vivo al que, literalmente, se degollaba. ‘Las Crestas’ se cierra con la Carrera de San Antón, en la que los jinetes recorren a gran velocidad la calle principal de la localidad.

La burla

Al caer la noche, Silos vivirá el acto central de la fiesta. 'La villa en llamas' recrea la treta que los vecinos idearon para librarse del asedio musulmán en el año 1020. En la Reconquista, los moros intentaron hacerse con la plaza burgalesa y a los silenses no se les ocurrió otra cosa que «incendiar» el pueblo. Prendieron hogueras alrededor de las murallas, creando la ilusión de un fuego, soltaron el ganado y dejaron que mujeres y niños, cencerro en mano, recorriesen el pueblo atemorizados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos