Mucho frío y poca nieve en Burgos, con alguna incidencia en las carreteras

Panorámica de Tubilla del Agua durante el fin de semana/BurgosConecta
Panorámica de Tubilla del Agua durante el fin de semana / BurgosConecta

Tráfico embolsa camiones en la A-1 y el Gobierno Vasco pide precaución en la AP-1, pero las carreteras de la provincia pemanecen limpias

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Se esperaba más nieve de la que ha caído y, si bien a última hora de la tarde de ayer descendió la cota, con más posibilidad de precipitaciones intensas, lo cierto es que la jornada del lunes y la madrugada del martes han sido tranquilas en la provincia burgalesa. A primera hora de la mañana de este lunes se producía un accidente en la A-1, en Villamayor de los Montes, con vuelco de un camión, que generaba importantes retenciones. La autovía estuvo varias horas cortada al tráfico, hasta que se retiró el vehículo siniestrado.

Al margen de esta incidencia, poco más en las carreteras de la provincia. Tráfico tuvo que embolsar camiones en la A-1 en Villalba de Duero, Gumiel de Izán y Villalmanzo, dadas las dificultades de circulación que presentaba la vía en Segovia y Madrid. De hecho, a primera hora de la noche la A-1 en Segovia volvió a tener tráfico interrumpido, lo que afectó al tramo de Milagros. Mientras, el Gobierno Vasco pedía precaución a la hora de circular por la A-1, en el País Vasco, y también por la AP-1, en tramo burgalés, ante una posible presencia de nieve. No obstante, la madrugada ha sido tranquila y no ha generado dificultades en la circulación.

Más información

Asimismo, las carreteras de la provincia están, en términos generales, limpias. La Dirección General de Tráfico mantiene ahora cerrado el puerto de La Mazorra. Bocos está con cadenas y, en principio El Cabrio, no presentaría problemas especiales. Eso sí, la CL-629 cuenta con tramos más complicados que otros, y así lleva durante los últimos días. Cerrados al tráfico están los puertos de Las Machorras y El Manquillo, y cadenas se requiere en la zona de Neila.

Lo que está generando mayores problemas en estos momentos es el hielo. Se pueden encontrar nieve helada en la CL-112, entre Quintanar de la Sierra y Salas de los Infantes. Tamibén en la zona de La Ribera, en los límites con Segovia, y en especial en Moradillo de Roa. Y en carreteras secundarias de los entornos de Quintanapalla, Castil de Peontes, Barrios de Colina o Villafranca Montes de Oca, según la información de la Junta de Castilla y León.

Precaución, como siempre, en la N-629 en Aguera, en la N-623, a la altura de Virtus y Quintanilla-Escalada, en la N-234 en Hontoria del Pinar, en la N-232 en Incinillas o en la N-627 y la N-623 en Ubierna. Y por lo que respecta a las autonómicas, en la CL-127, en Ventas de Armentia, y en la CL-633 en Masa. Tras la importante nevada del viernes, en la zona norte, y del sábado, en La Ribera y Pinares, el domingo no nevó prácticamente en la provincia y el lunes tampoco, o lo poco que ha nevado ni siquiera ha cuajado.

Tranquilidad en la provincia

Así lo han asegurado los alcaldes de Villarcayo, Espinosa de los Monteros, Arija, Caleruega o Canicosa de la Sierra. Javier Fernández, de Espinosa, afirma que esperaban más nieve de la que ha caído y, si bien por la tarde del lunes se intensificaron, «no hay muchas complicaciones». «Nada fuera de lo normal», aunque se pueden encontrar nieve por los entornos del municipios, pero las vías principales no presentan problemas.

La nieve no ha hecho mucho acto de presencia este lunes, pero se mantienen las alertas durante las próximas jornadas

Lo mismo en Arija. Pedro Saiz afirmaba que «todo está limpio» e, incluso, se ha quitado algo de la nieve caída días atrás. Y en Villarcayo solo queda la nieve del viernes, y reducida, pues el sábado llovió. Adrián Serna aseguraba que nunca se sabe qué puede pasar, pero lo cierto es que las previsiones meteorológicas dan descenso de la probablidad de nieve a partir de este martes.

En Pinares, mucho frío y mucho aire pero poca nieve, ha afirmado Ramiro Ibáñez. El alcalde de Canicosa de la Sierra aseguraba que, salvo incidencias puntuales, está «todo limpio». No fue así en la noche del sábado, con complicaciones en muchas carreteras, que se trasladaron a la jornada del domingo. Y, en la zona de La Ribera, tras la nieve del sábado, tranquilidad, explicaba la alcaldesa de Caleruega, Lidia Arribas.

Eso sí, extremen las precauciones en carretera porque se pueden encontrar con nieve en los entornos de municipios como Santelices, Espinosa de los Monteros, Trespaderne, Castrobarco, Cilleruelo de Bezana, Villadiego, Salas de los Infantes, Quintanar de la Sierra, Pradoluengo, Belorado, Caleruega, Covarrubias, Santo Domingo de la Calzada o Hacinas pueden presentar problemas por nieve o hielo. De hecho, la nieve impidió ayer lunes ir al colegio a 180 alumnos de Burgos, que no consiguieron llegar a sus centros docentes de Belorado, Ibeas de Juarros, Espinosa de los Monteros, Villarcayo o Trespaderne.

Previsión

Las previsiones para las próximas horas hablan de que la cota de nieve estará entre 200 y 600 metros durante este martes y con menos riesgo de nieve el miércoles y el jueves. En este sentido, se esperan acumulaciones de 10 centímetros en la Cordillera Cantábrica, con mínimas de 6 grados negativos en la Ibérica. Mientras, el miércoles Treviño se pone en aviso naranja, según la AEMET, con 5 centímetros de nieve. El resto de la provincia, nievel amarillo. 5 centímetros en la Cantábrica y 2 centímetros en la Norte. También se esperan mínimas por debajo de los 7 grados en el Sistema Ibérico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos