La Guardia Civil destruye un proyectil de artillería de la Guerra Civil

El proyectil fue encontrado en un paraje./BC
El proyectil fue encontrado en un paraje. / BC

Efectivos del Equipo de Desactivación de Explosivos destruyen de manera controlada un artefacto de la Guerra Civil

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Efectivos del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX) de la 12ª Zona de la Guardia Civil con sede en Burgos procedieron días atrás a la destrucción de una granada rompedora de 65 mm, con espoleta de percusión modelo 10 y carga de 230 gramos de T.N.T., para cañón de acompañamiento de infantería italiano de 65/17, modelo 1913, en un paraje del Valle de Valdebezana.

Una persona comunicaba a la Guardia Civil el hallazgo casual de lo que parecía ser un proyectil militar, en un paraje abierto de la comarca de Las Merindades, cuando realizaba labores de desbroce en una finca.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana se desplazó al lugar, comprobando la veracidad de los hechos, poniendo la zona en seguridad, dada la peligrosidad del material encontrado.

Trasladado un especialista al lugar, una vez inspeccionada la munición visualmente, se optó por no mover el artefacto. Con las reglamentarias medidas de seguridad, fue destruida de manera controlada, para lo cual se cortó durante unos minutos la vía de comunicación próxima al paraje.

No es la primera vez que aparecen municiones de artillería, infantería y aviación de ambos contingentes esta zona burgalesa. El origen y procedencia de esta munición se sitúa en la Guerra Civil española, ya que el paraje donde fue encontrada constituyó un importante escenario bélico durante esta contienda.

Construido en el Arsenal de Turín, en Italia, fue parte del material de la ayuda italiana al Gobierno de Burgos. Durante la Campaña de Santander (agosto de 1037) todas las Brigadas Nacionales poseían estas bocas de fuego. Estas piezas eran conocidas popularmente como «Chocolateras» o «Braulias».

No son objeto de colección

Tanto este como otros tipos de munición y/o artefactos o material explosivo no son objetos de colección. De hecho, su comercio y/o tenencia queda terminantemente prohibida.

Desde la Guardia Civil se recuerda que, ante la aparición de este u otros tipos de munición y/o artefactos o material explosivo, deben abstenerse de desplazar, modificar o manipular los mismos, ya que estas acciones pueden poner en grave peligro al particular y al resto de la población debido a las especiales características de estos hallazgos, ya de por sí inestables. Así, la actuación debe limitarse a comunicar su avistamiento a la Guardia Civil-062 o a Emergencias-112.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos