Hacienda calcula que unos 3.580 hipotecados burgaleses se ahorrarán 8,56 millones con el cambio legal

Para una hipoteca de 200.000 euros en Castilla y León, la cantidad a pagar por el impuesto asciende a 3.000 euros. /BC
Para una hipoteca de 200.000 euros en Castilla y León, la cantidad a pagar por el impuesto asciende a 3.000 euros. / BC

Los técnicos del Ministerio de Hacienda ven «positivo» que el Gobierno haya aclarado la norma para corregir al Supremo y que pague la banca el impuesto de las hipotecas

AYTHAMI PÉREZBURGOS

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han estimado hoy que cerca de 3.581 hipotecados burgaleses se ahorrarán cada año más de 8,56 millones de euros, a una media de 2.346 euros por cada impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) por hipoteca, después de que Pedro Sánchez haya anunciado que el Gobierno aprobará mañana un decreto ley para que sean los bancos los que asuman el impuesto.

En Castilla y León, las previsiones de Gestha apuntan a que 19.000 nuevos hipotecados de la región se ahorrarán cada año más de 44,4 millones de euros. A nivel nacional, Hacienda estima que 458.000 nuevos hipotecados se ahorrarán más de 1.100 millones de euros cada año, a una media de 2.500 euros de (AJD).

Tras Valladolid, Burgos es la provincia de Castilla y León donde más nuevos hipotecados se beneficiarán del cambio legal anunciado hoy por Sánchez, 3.581.

En Valladolid, según datos de Hacienda, serán 4.910 firmantes de hipotecas los favorecidos, que se ahorrarán 11,36 millones de euros. En Ávila se estima que 1.130 nuevos hipotecados se ahorrarán 1,03 millones; en León serán 2.986 firmantes los que economizarán 6,38 millones; en Palencia, 1.019 hipotecados se ahorrarán 2,04 millones; en Salamanca se ahorrarán 5,9 millones, 2.401 firmantes de hipotecas; en Segovia serán 1.244 hipotecados los que economicen 3,59 millones; en Soria, 586 hipotecados ahorrarán pagar 1,8 millones y en Zamora, 1.107 nuevos hipotecados ahorrarán 2,67 millones de euros.

Para una hipoteca de 200.000 euros en Castilla y León, la cantidad a pagar por el impuesto asciende a 3.000 euros.

Los técnicos de Hacienda ven «positivo» que el Gobierno haya aclarado la norma, en el sentido apuntado por las sentencias cuestionadas ayer por el Tribunal Supremo. Por territorios, los técnicos calculan que Andalucía será donde más beneficiarios habrá y Ceuta donde menos.

En Castilla y León, de los más altos

Cada vez que se firma una hipoteca hay que abonar un impuesto sobre la escritura notarial, denominado Actos Jurídicos Documentados (AJD), un porcentaje que varía según la comunidad autónoma en la que se formaliza el préstamo. El AJD es un impuesto que cobra la Administración Pública y que actualmente lo recaudan las comunidades autónomas. La cantidad depende del importe de la hipoteca y de la comunidad autónoma y el gravamen oscila entre el 0,5% y el 1,5% de la compraventa.

Entre las comundiades que aplican un gravamen del 1,5% se encuentra Castilla y León junto con Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Cataluña, Galicia o Murcia. Para una hipoteca de 200.000 euros en Castilla y León, la cantidad asciende a 3.000 euros. En el lado opuesto, Cueta, Melilla, Navarra y el País Vasco aplican un gravamen del 0,50%.

Sentencias de ida y vuelta

Gestha ha lamentado hoy que el Tribunal Supremo haya «frustrado» las expectativas de 1,5 millones de contribuyentes, después de que el Pleno del Alto Tribunal decidiera ayer revocar la nueva doctrina que los magistrados habían establecido el pasado día 18 de octubre.

Así, tras el pronunciamiento del Pleno del Supremo, las comunidades autónomas no podrán atender las solicitudes de rectificación de la autoliquidación del AJD y devolución del ingreso indebido.

Igualmente, los técnicos señalan que el Pleno del Supremo «salva a la banca» del pago del impuesto en los últimos cuatro años porque cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) resuelva dentro de unos años habrá prescrito la posibilidad de obtener la devolución, salvo para las personas que hayan recurrido.

Asimismo, Gestha recuerda que nunca se ha discutido que el hecho imponible del AJD en los préstamos hipotecarios es la constitución de la garantía hipotecaria, cuya escritura insta la entidad en su interés, y la ley estatal vigente establece que el obligado al pago es el interesado en la expedición de la escritura y, por tanto, debe ser el banco quien pague.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos