La Hermandad de Donantes busca «atraer a los jóvenes» para mantener su gran índice de donación

La Hermandad de Donantes celebró ayer su Asamblea./GIT
La Hermandad de Donantes celebró ayer su Asamblea. / GIT

La Hermandad cerró 2017 con un descenso testimonial de las donaciones, pero manteniendo con diferencia el liderato en Castilla y León

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Con 20.313 extracciones y un índice de donación del 56,7 por mil, poco más se puede hacer más allá de mantener el nivel. Pero hay que seguir trabajando para que así sea, y «no es fácil». Esa es una de las principales consideraciones puestas sobre la mesa por Francisco del Amo, presidente de la Hermandada de Donantes de Burgos, que ayer celebró su Asamblea anual sacando pecho de unos resultados que, una vez más, fueron magníficos.

Burgos mantiene un índice de donación de 56,7 por mil, el más alto de la comunidad y el segundo más alto de España

No en vano, por segunda vez en su historia, la agrupación provincial cerró el ejercicio con más de 20.000 donaciones, manteniendose a la cabeza en Castilla y León y en segundo lugar en el conjunto del territorio nacional. Con esas cifras, el descenso de 20 donaciones respecto a 2016 es testimonial. Máxime cuando la reducción en el volumen de donaciones fue «generalizada» en 2017, según destaca Jesús F. Murias, presidente de la Federación de Donantes de Sangre, que no duda en destacar el buen trabajo de la Hermandad de Burgos. Sólo en Castilla y León, en 2017 descendió el número de donaciones en 3.500.

Pero, a pesar de los magníficos resultados, el colectivo burgalés no se conforma. «Estos datos son un éxito. Lo complicado es subir cuando se está manejando estas cifras, por lo que el próximo reto es seguir como estamos», asegura una y otra vez Del Amo. Pero para ello, hay que seguir profundizando en varias vías, y la más importante pasa por garantizar el relevo generacional. «Tenemos que atraer a los jóvenes», ya que son ellos quienes «nos tienen que sustituir» insiste el presidente de la Hermandad de Burgos.

Para conseguirlo, el colectivo ha puesto en marcha de un tiempo a esta parte un programa de actividades en los colegios cuyos resultados, en todo caso, se no se verán hasta dentro de un tiempo. De hecho, uno de los únicos datos negativos que desprende la memoria de actividad de 2017 es el descenso de nuevos donantes (1.658) respecto a las cifras de 2016 (1.747).

En este sentido, Del Amo reconoce que «algo se está haciendo mal», ya que los jóvenes «están concienciados», pero les cuesta entrar en el circuito de la donación de sangre por unas cuestiones u otras. La nota positiva, sea como fuere, es que esa concienciación existe y sobre ella se puede trabajar.

Varios cambios

Con todo, la Asamblea sirvió para poner sobre la mesa otros detalles de la actividad de la Hermandad a lo largo de 2017. Una actividad que viene determinada, entre otras cuestiones, por la apuesta por incrementar los días de extracción en el centro de salud de Gamonal, que derivó en un aumento considerable (un 89,8%) de las extracciones en ese punto. Se trata, según explica Del Amo, de facilitar la donación, acercando los puntos de extracción a los donantes.

También destaca la memoria de actividad en el apartado económico. Y es que, las previsiones de la entidad se han visto sensiblemente reducidas debido a la asunción por parte del Sacyl de la enfermera que estaba contratada y a la jubilación de una de las secretarias, cuya plaza se ha decidido amortizar en cumplimiento del planteamiento general de las hermandades.

Esa reducción en los costes de personal permiten a la Hermandad destinar fondos a otras cuestiones, como la adquisición de los regalos y pequeños detalles que se están entregando a los primeros donantes y a los niños en las jornadas escolares.

Más plasma

Sea como fuere, desde la Federación de Castilla y León se confirma que el actual índice de donación permite mantener buenas reservas de sangre en la comunidad. El problema, ahora mismo, es otro. Y es que, según Murias, lo que se necesita es «más plasma» para «autoabastecernos» y «no depender tanto del que viene de fuera», un objetivo a su juicio alcanzable visto el índice de donación.

 

Fotos

Vídeos