La hostelería lermeña nota el empuje de Las Edades del Hombre y espera un verano mejor que los anteriores

Una de las sedes de la exposición Angeli de Las Edades del Hombre. /APM
Una de las sedes de la exposición Angeli de Las Edades del Hombre. / APM

Del 15 de julio al 15 de agosto es la época en la que la comarca de Lerma más gente recibe | La hostelería funciona bien pero el resto de comercios esperan un impulso en esas fechas

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Ser sede de la exposición de la fundación de Las Edades del Hombre garantiza, durante ese periodo, un trasiego de gente constante por el municipio. Así lo está pudiendo vivir el municipio burgalés de Lerma. Ana Carmen Ortega, secretaria de Asemyco (Asociación de Empresarios y Comerciantes de Lerma), asegura que se notan «más visitas y más gente por las calles».

Lerma es sede de 'Angeli' pero no precisa de esta exposición para que su hostelería funcione, así lo asegura la secretaria de Asemyco, «los hoteles en Lerma funcionan relativamente bien todo el año». Eso sí, este impulso es muy beneficioso y está respondiendo a las previsiones que se tenían. El problema es que no todos los empresarios de Lerma reciben este empuje en el mismo grado.

Los turistas de Las Edades del Hombre se dejan notar, sobre todo, en restaurantes, bares y tiendas de recuerdos y alimentación tradicional y artesana. En cambio, los supermercados o ese comercio cercano con productos para el día a día ha notado menos el mayor transitar de turistas. Para ellos, las mejores fechas de todo el año son los días del 15 de julio al 15 de agosto. «El verano aquí es del 15 al 15», sentencia Ortega, «es cuando la comarca crece, vienen visitantes que pasan aquí días y la gente de los pueblos y de Lerma que vive fuera abre las casas cerradas durante el año». Esto es fundamental para Lerma, centro comercial y económico de su comarca, «sin la comarca, Lerma no es nada», apuntan desde Asemyco.

Esos días no solo la hostelería nota la afluencia de gente, también el resto de comercios. Aún así, con la presencia de Las Edades del Hombre en el pueblo, los comerciantes y hosteleros esperan vivir un verano con aumento de ventas con respecto a los anteriores.

Tanto es así que Ortega explica que, a raíz de la llegada de la exposición 'Angeli', se han abierto en el pueblo tres comercios nuevos, un obrador de pastas y dos tiendas de alimentación tradicional y de recuerdos. «Las consecuencias de Las Edades del Hombre son las que habíamos previsto pero sí esperamos que este verano sea un poco mejor que los anteriores», apunta Ortega. Además, confía en que la gente de la comarca que regresa al pueblo en verano se anime a acercarse a Lerma, visitar la exposición y consumir algo.

Lerma es un pueblo próximo a Madrid por autovía, bien comunicado, lo que supone una ventaja para los turistas que pueden hacer la excursión en un día pero un inconveniente para los hoteles porque la gente no pernocta. Aún así, los promotores de Las Edades del Hombre han habilitado actividad cultural en el denominado 'Triángulo del Arlanza': Lerma, Covarrubias y Santo Domingo de Silos. Por eso se aconseja aprovechar la visita a la exposición 'Angeli' para alargarla hasta estos tres pueblos burgaleses.

Y la idea funciona, así lo afirma Ortega, «el 'Triángulo del Arlanza' está funcionando bien y, además, con esto Lerma está en boca de mucha gente, por lo que ya estar en la mente de alguien supone que tiene en cuenta el pueblo para próximas visitas».

Más información