La DGT intensifica esta semana en Burgos los controles a furgonetas de reparto

Presentación de la campaña especial de la DGT en Burgos. /BC
Presentación de la campaña especial de la DGT en Burgos. / BC

El subdelegado del Gobierno en Burgos ha señalado que el tráfico de estos vehículos ha aumentado al igual que su incidencia en accidentes provocados por consumo de alcohol y drogas

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Durante esta semana, desde hoy y hasta el 9 de junio, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil y la Policía Local de Burgos aumentarán el número de controles en la provincia. Se pondrá especial énfasis en el control de los conductores de furgonestas de reparto, que se dedican en un número importante al transporte de paquetería, y cuyo tráfico ha aumentado.

El objetivo de esta campaña es controlar igualmente el consumo de alcohol y drogas al volante. Pedro de la Fuente, subdelegado del Gobierno en Burgos, ha apuntado durante la presentación de esta campaña, que «últimamente estas tienen mucha incidencia en los accidentes provocados por este tipo de consumo», refiriéndose a alcohol y drogas.

Raúl Galán, jefe provincial de Tráfico en Burgos, ha señalado que a nivel de la Unión Europea, el 25% de los accidentes mortales están causados directamente por el alcohol y las drogas. Galán ha destacado que «ni siquiera el 1% de las personas que circulan lo hacen con esta ingesta, por lo que un pequeño porcentaje de personas están provocando un riesgo muy grande para el resto».

El alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción, dependiente de su tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente. La ingesta de alcohol o drogas al volante no solo está relacionada con una mayor accidentalidad sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor vinculado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

«Cuando uno elige la opción del consumo elige jugar con la vida de los demás, algo que no permitiríamos en otros escenarios. Esa es la lucha, decirle a cualquiera que consume que se convierte en un arma mortal», ha destacad De la Fuente.

En la Campaña Especial de Vigilancia y Control realizada entre los días 4 al 10 de junio de 2018, 3.235 conductores fueron denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Concretamente de las 179.158 pruebas realizadas, se detectaron 1.461 conductores por dar positivo a drogas y 1.774 por alcohol.

En ese período, en la provincia de Burgos, se realizaron 2.689 pruebas de alcoholemia, siendo positivas 19, el 0,71%. En el caso de del control y vigilancia de la presencia de drogas, se llevaron a cabo 92 pruebas, dando un resultado positivo 29 de ellas, el 31,52% de las pruebas practicadas.

Este año, durante una semana del 3 al 9 de junio, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías locales que se suman a la campaña, intensificarán los controles de la tasa de alcoholemia y presencia de drogas en el organismo a conductores en todo el territorio nacional.

La asociación ASPAYM colabora en la campaña.
La asociación ASPAYM colabora en la campaña. / BC

Colabora en la campaña la asociación ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas), que presenta la misma bajo el lema 'No corras, no bebas... no cambies de ruedas', con el objetivo de concienciar a los conductores y acompañantes de los vehículos sobre el grave riesgo que supone para la conducción el consumo de alcohol y drogas.