La Junta subvenciona a 29 burgaleses la compra de receptores de televisión en zonas de sombras

Mando a distancia de un televisor./BC
Mando a distancia de un televisor. / BC

Los beneficiarios pertenecen a 18 municipios de la provincia que recibirán una ayuda como máximo de 400 euros

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Un total de 29 ciudadanos de 18 municipios de la provincia de Burgos se beneficiarán de las ayudas, de hasta 400 euros, promovidas por la Junta de Castilla y León para la compra de receptores de televisión por satélite en zonas de sombra.

Los 352 beneficiarios de esta ayuda viven en zonas donde la señal de televisión no se recibe con suficiente calidad. Para solucionar este problema, es precisa la instalación de equipos receptores SAT-TDT, para cuya adquisición la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha dispuesto este año una nueva línea de subvenciones, con un presupuesto de 140.000 euros.

Por provincias de la Comunidad Autónoma, además de los 29 beneficiados de Burgos, también han recibido subvenciones 111 beneficiarios de la provincia de Ávila repartidos en 37 municipios; en León, 81 ayudas, en 27 municipios; Palencia contabiliza 80 ayudas en 21 municipios; Salamanca cuenta con 10 beneficiarios distribuidos en 6 municipios; la provincia de Segovia registra 17 subvencionados en 10 municipios; Soria, una persona ha recibido subvención y Zamora presenta 23 ayudas para 6 localidades.

Esta es la segunda convocatoria de estas características que resuelve la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, con un incremento de casi el 50 % respecto al número de beneficiarios, que han pasado de 238 el año pasado a los 357 de este año. Igualmente el presupuesto dedicado a estas ayudas ha aumentado también de cien mil euros en 2017 a 140.000 en 2018.

Actualmente el número de receptores de señal de satélite instalados en las zonas de sombra de la Comunidad es de 13.850, localizados fundamentalmente en zonas de orografía complicada donde la recepción por vía terrestre presenta mayores dificultades.

Servicio de Interés General

La obligación de cobertura que tienen las cadenas de televisión nacionales es fijada por el Estado, teniendo que alcanzar al 98% de la población española en el caso de RTVE y al 96% cuando se trata de cadenas privadas. Unos porcentajes que no se cumplen en Castilla y León que se encuentra 10 puntos por debajo. A pesar de ser una competencia estatal, la legislación permite al resto de administraciones públicas llevar a cabo inversiones para ampliar esa cobertura.

Eso ha llevado a la Junta a desplegar durante el proceso de transición de la televisión analógica a la digital 651 centros emisores de televisión digital terrestre, cuya construcción supuso una inversión superior a los 45 millones de euros entre los años 2009 y 2010.

Con esta inversión se ha conseguido que la señal llegue a un 99 % de la población para las emisiones nacionales y a un 94,5 % para las autonómicas. Además, la Junta facilitó 4.500 receptores satélites de señal, de los 13.850 totales, para vecinos empadronados en las zonas de sombra, durante los años 2010 y 2011.