Los juzgados dictaron 37 ejecuciones hipotecarias en el primer trimestre de 2018

Fachada de los juzgados de Burgos./PCR
Fachada de los juzgados de Burgos. / PCR

Este dato supuso una bajada del 31,5% respecto al registrado en el mismo periodo del año pasado

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El número de ejecuciones hipotecarias en Burgos está en caída desde 2014 y el primer trimestre de 2018 no ha sido una excepción. Los juzgados de Primera Instancia e Instrucción de la provincia, que están ubicados en Aranda de Duero, Briviesca, Lerma, Miranda de Ebro, Salas de los Infantes, Villarcayo y la capital, dictaron desde el 1 de enero al 31 de marzo de este año un total de 37 sentencias de este tipo, 17 menos que en el mismo periodo de 2017, lo que equivale a una caída del 31,5%.

Los datos publicados en el informe elaborado por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial confirman la tendencia a la baja y reflejan también que es el mejor número del invierno de los últimos ejercicios, ya que en 2014 se autorizaron 152 desahucios; en 2015, 91; en 2016, 58 y en 2017, 54. En datos porcentuales, representa un descenso del 75,6% si se toman como referencia los datos de 2014.

Asimismo, se aprecia una leve bajada al comparar la información de los últimos meses del año pasado y los iniciales del presente. Esa caída concretamente es de cuatro sentencias judiciales (41 a 37), pero choca- con el cambio de ejercicio entre 2015 y 2016, cuando se pasó de las 51 a las 54.

Con estas cifras, Burgos ha contribuido a la reducción de números en el panorama regional, puesto que las decisiones de los jueces pasaron de ser 377 entre enero y marzo de 2017 a 317 en los mismos meses de 2018. Eso sí, el porcentaje de la caída solamente es del 15,9%, prácticamente la mitad que en las tierras del Cid.

A nivel autonómico, también los primeros 90 días del año han sido los mejores desde 2014, año en el que el Poder Judicial empieza a ofrecer en su boletín las estadísticas repartidas por trimestres. En el citado ejercicio hubo 797 sentencias judiciales; en 2015, 639, y en 2016, 437. Entre el primer dato y el de 2018 se han quedado por el camino un 60,2% del total de las sentencias.

Una demanda menos por despido

Por su parte, los juzgados de lo Social burgaleses empezaron 2018 registrando una demanda menos por despido, 128, que en el primer trimestre de 2017. Esta tímida caída no sirve para frenar por completo el crecimiento del 1,7% que se ha producido entre los periodos comparados. En cifras absolutas se ha pasado de 1.082 en los tres primeros meses del anterior ejercicio a los 1.100 del presente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos