La lacra de violencia de género se reduce en un 23,6% en el trimestre en el que murió Silvia Plaza

Miles de burgaleses se manifestaron contra la violencia de género tras el asesinato de Silvia Plaza/IAC
Miles de burgaleses se manifestaron contra la violencia de género tras el asesinato de Silvia Plaza / IAC

Entre abril y junio de este año se registraron 178 denuncias, 55 menos que en el mismo periodo de 2017 | El 44% de los denunciados son condenados penalmente, uno de los porcentajes más bajos del país

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

En positivo, al menos en las estadísticas. La provincia de Burgos cerró el segundo trimestre del año con una caída del 23,6% en el número de denuncias de violencia de género, según el último informe del Observatorio contra la Violencia de Género que realiza el Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ). Entre abril y junio de este año hubo se registraron 178 denuncias, 55 menos que en el mismo periodo de 2017, cuando se alcanzaron las 233. No cabe duda de que un solo caso es más de lo deseable, pero cuando se trata de la lacra social de la violencia de género su extinción es lenta y laboriosa.

De estas 178 denuncias, 107 fueron interpuestas por las propias mujeres después de que se hubiera producido una agresión o intento de la misma. Es decir, la víctima acudió a comisaría después de que la Policía Nacional abriera un atestado judicial. Esto supone un 60% de los casos en los que la causa-efecto ha estado ligada. En otro 27% fueron los propios agentes de policía los que tramitaron la denuncia, después de que la mujer se negara a hacerlo motu proprio. Finalmente, 8 de esas 178 denuncias -el 3%- fueron interpuestas por los familiares de la mujer.

El 27% de las denuncias fueron realizadas por los propios agentes de Policía Nacional tras haber intervenido en un caso

Estos datos se hacen más legibles con la propoción de 10,4 víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres. En cuanto a denuncias, se concreta en 5,2 denuncias por cada millar de habitantes.

Por otro lado, el número de delitos de este tipo se situó en 207 -aunque no todos fueron denunciados-. 26 de ellos fueron catalogados como de lesiones y malos tratos, 3 contra la libertad, 3 contra la intimidad y el derecho a la propia imagen, 46 contra el honor, 2 contra los derechos y deberes familiares, 5 quebrantamientos de penas, 9 quebrantamientos de medidas y 30 por otros motivos.

Sin embargo, de entre todos ellos destaca sobremanera un homicidio. La burgalesa Silvia Plaza murió asesinada en la madrugada del 29 de abril a manos de su expareja. Su muerte fue una vuelta de tuerca más en la unidad de la sociedad contra la violencia de género y puede que eso también haya dejado este descenso en el número de denuncias registradas durante este segundo trimestre del año.

El 95,7% de los hombres denunciados son condenados

Por otro lado, en el informe hecho público por el Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ) se pone de relieve que la provincia de Burgos es una de las que registra un dato más bajo de condenados penalmente, el 44%. Esto quiere decir que de los 36 enjuiciados por causas penales entre abril y junio de este año, 20 han sido absueltos y los 16 restantes condenados.

La media nacional se sitúa en el 68,4%, de ahí que los casi 25 puntos de diferencia llamen la atención. Si bien, el porcentaje de enjuiciados y condenados civilmente asciente hasta el 95,7%. Finalmente, cabe destacar que de entre los condenados ninguno era menor de edad.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos