Lerma busca beneficiar también a sus vecinos con la llegada de las Edades del Hombre

Colegiata de San Pedro de Lerma, uno de los tres edificios que albergará las obras de la exposición 'Angeli'./Gabriel de la Iglesia
Colegiata de San Pedro de Lerma, uno de los tres edificios que albergará las obras de la exposición 'Angeli'. / Gabriel de la Iglesia

La Villa Ducal lleva meses preparándose para acoger la XXIV edición de este evento, que supondrá un revulsivo económico para la zona y sus alrededores, según explica su alcaldesa, Celia Izquierdo

NOELIA MARISCAL - ICAL

La XXIV edición de las Edades del Hombre aterriza este año en Lerma. La Villa Ducal inaugura este jueves 'Angeli', una exposición compuesta por 90 obras que versa sobre el significado cristiano que tienen los ángeles en la iconografía religiosa y su vinculación a la protección de los seres humanos. La muestra, que constará de cinco capítulos diferentes, estará repartida en tres sedes: la ermita de Nuestra Señora de La Piedad, la colegiata de San Pedro y el monasterio de la Ascensión de Nuestro Señor.

La exposición de Lerma, la cuarta de Las Edades del Hombre en la provincia de Burgos, será un evento que supondrá un revulsivo económico no solo para la villa ducal sino también para toda la provincia, según afirma la alcaldesa de Lerma, Celia Izquierdo, quien espera además que «Lerma se conozca y se oiga».

En este sentido, explica que «ya se está notando» la influencia de las Edades, puesto que «el nombre de Lerma está sonando en todos los sitios»y además están ampliando algunos negocios o incluso «floreciendo» nuevos. «Es indudable que las Edades del Hombre traen movimiento económico en cualquier ámbito», señala la regidora. Sin embargo, asegura que aquellas empresas que se ven más beneficiadas son aquellas relacionadas con el sector turístico.

El incremento de puestos de trabajo, especialmente en sectores como la hostelería o el turismo, ha llevado a las diferentes organizaciones y empresas de la comarca a realizar cursos formativos con el objetivo de instruir a los nuevos empleados y prepararlos para el flujo de gente que se desplazará hasta Lerma con la idea de visitar la exposición.

La gerente de la Asociación para el Desarrollo de la Comarca del Arlanza (Adecoar), Cristina Merino, informa de que desde la Asociación llevan varios meses llevando a cabo estas acciones formativas para «sensibilizar de manera especial al empresariado», y sobre todo al sector hostelero respecto a la «oportunidad» que puede suponer recibir las Edades del Hombre.

Un ejemplo de estas acciones fueron las realizadas durante los tres primeros meses del año, con actividades orientadas a la comunicación en redes sociales, la atención al cliente o el marketing turístico. Una formación que se impartió a una veintena de personas no solo de Lerma sino también de los alrededores.

A esta labor formativa también se unió el Parador de Lerma, que durante la pasada semana llevó a cabo un curso de servicio de mesa, destinado a personas desempleadas o que trabajan de manera eventual, porque «se está generando mucha demanda de personas para trabajar en la hostelería», cuenta Merino.

El director del Parador, Miguel Castro, explica además que con motivo de la llegada de la exposición a la villa ducal se pondrá en marcha una oferta especial para los visitantes a través de la cual disfrutarán de una serie de ventajas y precios exclusivos. Asimismo, asegura que esperan un aumento de visitantes, «sobre todo a nivel de restaurante y cafetería», puesto que es donde «más se va a notar».

Ventajas de Lerma

Un aspecto que resaltan todas las asociaciones implicadas en el desarrollo de las actividades en torno a las Edades del Hombre es que buscan que este fenómeno turístico se desarrolle más allá del periodo de duración de la exposición, y que permita generar en Lerma «una cierta identidad de comarca que pueda perdurar», señala Merino.

«Lo que buscamos es que el visitante que venga se mueva también de Lerma y conozca otros recursos que hay muy cercanos», explica la gerente de Adecoar. En este sentido, tanto la alcaldesa como desde la propia oficina de turismo de Lerma coinciden en que una de las ventajas principales de la villa es su ubicación, debido a su proximidad con Madrid o el País Vasco. «Por Lerma pasas», resalta Izquierdo, «es uno de los puntos fuertes de esta exposición».

Una cercanía que permitirá a las localidades vecinas beneficiarse también de este evento. «Hay que conseguir que quienes vengan se muevan también por la comarca y conozcan otros destinos que hay en el entorno», insiste Merino. «El abanico va a ser notable para otras localidades cercanas», apunta el técnico de la oficina de turismo de Lerma, Claudio García.

Un reto a superar

En 2012 la localidad burgalesa de Oña acogió la exposición 'Monacatus', correspondiente a la XVII edición de las Edades del Hombre y con la que buscaban conmemorar la fundación del monasterio benedictino de San Salvador de Oña. Durante los meses que permaneció en la localidad burgalesa, la exposición contó con 175.000 visitantes y tuvo una inversión directa de 3,2 millones de euros.

Por su parte, durante la edición de 2014, que se celebró en Aranda de Duero, la exposición 'Eucharistia' reunió a 303.000 visitantes y generó una inversión directa de entre 4 y 4,1 millones de euros. La alcaldesa de Lerma señala que este año esperan que «la edición sea «un éxito» y superar estos resultado o «al menos igualar cifras», añade.