Lerma muestra su espíritu solidario tras sufrir un robo en la casa parroquial

Colegiata de San Pedro/PCR
Colegiata de San Pedro / PCR

Los lermeños han mostrado su solidaridad después de que unos ladrones asaltasen el lunes la casa parroquial y se llevasen cerca de 1.000 euros

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Los lermeños «se han portado muy bien», mostrando su espíritu solidario desde el minuto cero. La casa parroquial de la Villa Ducal sufrió el pasado lunes un robo, de poca importancia, pero que ha dejado un regusto amargo en la capital del arlanza. El párroco Pedro Angulo ha explicado que, sobre las cinco de la tarde, dos personas entraron en el edificio, rompiendo la puerta de un golpe, y accedieron a los despachos. Allí encontraron unos 1.000 euros, correspondientes a la recaudación de la Sopa Solidaria, acto a favor de Manos Unidas realizado el pasado viernes, y a un remanente para el pago de gastos habituales.

El párroco ha asegurado que, de manera habitual, no cuentan con tanta cantidad de dinero en la casa parroquial, pero los ladrones tuvieron suerte el pasado lunes. Entraron en las dependencias y salieron rápidamente, lo que no impidió que los vecinos de Lerma, algunos de los cuales estaban en la propia casa parroquial, pudiesen verlos huir y montarse en un vehículo. Pedro Angulo cree que los cacos no serían de Lerma, pero sí que es posible que hubiesen estado en la casa parroquial anteriormente, pues fueron directos a los despachos.

El suceso, que ha dejado un regusto muy amargo en Lema, tiene su lado positivo. Y es que los vecinos se han volcado con la parroquia. No solo han colaborado con la Guardia Civil, a fin de dar con los delincuentes, sino que también han aportado donativos para cubrir el robo. Un vecino ha entregado un sobre con 2.000 euros y los comerciantes se han ofrecido a entregar un 10 por ciento de sus ventas mensuales para Manos Unidas.

El párroco reconoce que esta no es la primera ocasión que les roban en la casa parroquial. Años atrás también tuvieron una oleada de robos, aunque se producían por un vecino del municipio, que aprovechaba los entierros.En la casa parroquial no tienen nada de valor, pues las obras de arte están todas bien custodiadas. Y dinero, tampoco; lo del pasado viernes ha sido circunstancial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos