La lluvia obliga a suspender la Pasión Viviente de Lerma

Imagen de archivo de la Pasión Viviente de Lerma/Ricardo Ordóñez | ICAL
Imagen de archivo de la Pasión Viviente de Lerma / Ricardo Ordóñez | ICAL

El acto central de la Semana Santa lermeña ha sido uno de los damnificados por la inestabilidad meteorológica | En su lugar se organizará un concierto en la iglesia de San Juan

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Lo temían, como a un nublado, y un nublado les ha aguado la Semana Santa. La Pasión Viviente de Lerma, en la que participan alrededor de 400 vecinos, se ha tenido que suspender ante la amenaza de lluvia. El agua se hizo ayer presente en la provincia, sobre todo a partir de media tarde, y está desluciendo también este Jueves Santo, obligando a suspender o celebrar bajo cubierto procesiones y actos religiosos varios.

Así, como la AEMET mantiene los avisos de lluvia, que no de tormentas, la Asociación Cultural El Arco ha tomado la decisión de suspender la Pasión Viviente, que se iba a celebrar como cada Jueves Santo a partir de las 21:00. En su lugar, se organizará un concierto de cornetas y tambores, a cargo de la Agrupación Musical de Jesús Crucificado y del Santísimo Sacramento de San Lesmes de Burgos, en la iglesia de San Juan.

La Pasión Viviente es una de las tradiciones más consolidadas, y de mayor reconocimiento, de la provincia de Burgos. Lleva más de treinta año celebrándose, representando escena a escena las últimas horas de la vida de Cristo, desde la Última Cena hasta la Crucifixión y Muerte. Hace un par de años añadieron la escena de la resurrección, principal novedad de las últimas ediciones, que no se podrá disfrutar este 2019.

Y eso que la Pasión Viviente es resistente. En sus tres décadas de historia solo se había tenido que supender una vez a causa de la lluvia, siendo esta la segunda ocasión. Y ha hecho frente a jornadas de inteso frío y de mucho viento. Aún así, siempre ha contado con el calor del público asistente, con mínimos de un millar de espectadores y máximos que han superado los 6.000, como siempre recuerda El Arco.

La asociación había tenido que hacer, además, un esfuerzo para adaptar el recorrido a las limitaciones derivadas de la celebración de la recién inaugurada exposición de Las Edades del Hombre, recortando la representación y reagrupando algunas de las escenas. Desde el Ayuntamiento se agradece la colaboración de los voluntarios y se espera que la lluvia deje celebrar el resto de actos de la Semana Santa lermeña, que continuará mañana Viernes Santo con la Procesión del Santo Entierro a partir de las 20:30.

Más información