Detenido un hombre de 29 años como presunto autor de un robo con fuerza en Las Merindades

Detenido un hombre de 29 años como presunto autor de un robo con fuerza en Las Merindades

El ladrón fue sorprendido delante del negocio cuando ya se había deshecho de la caja registradora sustraída.

La Guardia Civil ha detenido en una localidad burgalesa de Las Merindades a J.A.S.P. de 29 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza.

A las 5.30 horas de la madrugada del domingo 3 de marzo, la Guardia Civil tenía conocimiento de un robo en un establecimiento de una población al norte de Las Merindades. En respuesta al Plan Mejora Seguridad en el Sector del Comercio, puesto en marcha en el año 2014 por el Ministerio de Interior, con la misión de incrementar la seguridad de este sector a través de colaboraciones y contactos, dispositivos preventivos y acciones de investigación entres otras iniciativas, una patrulla se desplazaba al lugar de los hechos, donde el presunto autor aún permanecía por las proximidades.

Una somera inspección ocular al local permitió conocer que había fracturado un cristal penetrando en el interior del comercio. Una vez dentro había sustraído el cajón de la caja registradora y varias bolsas de snacks y dulces, sin bien el «botín» no aparecía. Realizadas gestiones los guardias civiles conocieron que el presunto autor se hospedaba en un establecimiento hostelero cercano por lo que, acompañados de este, se trasladaron a la habitación donde se alojaba.

En la estancia encontraron el cajón de la máquina registradora sustraída, con 251 euros, así como 10 bolsas de snacks y varios dulces de caramelo. J.A.S.P. ha sido detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas, instruyéndose diligencias que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Villarcayo.

Medidas de prevención

Las medidas de prevención contribuyen a mejorar de forma notable la seguridad del establecimiento, y a facilitar las tareas posteriores de investigación de los delitos. La Guardia Civil aconseja poner en práctica unas útiles y sencillas recomendaciones de fácil aplicación y uso, suficientes en muchos casos para disuadir a los ladrones.

Algunas de estas son la instalación de sistemas de seguridad, conexión a centrales de alarma, detectores de intrusión o circuitos cerrados de televisión. También la colocación de un cerramiento metálico eléctrico previo a la puerta de entrada al negocio, la cual debe estar iluminada. La Guardia Civil también aconseja no guardar grandes cantidades de dinero, desconfiar de clientes poco habituales o de los que pretenden entretenerles sin intención de adquirir algo, memorizar matrículas y movimientos sospechosos y, si se es víctima de un roba, no hay que tocar nada si no llamar al 062 y denunciarlo.