El Festival del Valle de Tobalina, el festival al que todos quieren volver

Escenario del festival/BC
Escenario del festival / BC

Miles de personas disfrutan del festival del Valle de Tobalina celebrado el pasado fin de semana

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Quintana Martín Galíndez es un pueblo que apenas cuenta con 360 habitantes, pero el pasado fin de semana multiplicó su población. El Festival del Valle de Tobalina fue el culpable de este hecho. Miles de personas llegadas de diferentes puntos de la geografía española desfilaron por la plaza de este pueblo de Las Merindades los días 31 de agosto y 1 de septiembre para disfrutar día y noche de la oferta musical nacional e internacional del festival. Blues, rock and roll de los años 50 o música negra son algunos de los géneros que inundan este pequeño pueblo por dos días, aunque la propuesta que más triunfó en esta edición fue la del guitarrista Jesse Dayton.

Ángel García, unos de los organizadores de la cita, solo recuerda un año en el que hubiese más público. Fue en la décima edición, en la que el cabeza de cartel fue Corizonas.

En este sentido, García se muestra orgulloso por cómo ha funcionado todo este año y tiene claro cuál es el secreto que esconde este pueblo del Valle de Tobalina al que todo el mundo vuelve. «Lo preparamos como en las fiestas con los banderines y con el salón de tiro, este año el grupo japonés y los estadounidenses han alucinado, nada más bajar del escenario es lo único que querían». Además, asegura que en el pueblo los artistas son acogidos como unos más y eso hace que suban al escenario «con cara de gozo». Y no solo los artistas repiten, sino que cuentan con público incondicional que vuelve cada año desde Jaén, Salamanca o Madrid.

En cuanto a la organización de cara al año que viene, García apunta a que ya tienen novedades en mente, pero no todas se pueden contar. La que sí se puede avanzar es que, al igual que hicieron en las primeras ediciones, quieren que haya conciertos para el público infantil, pero con una pequeña diferencia: «que el niño lo disfrute solo». Eso sí, todavía habrá que esperar para desvelar algo del cartel. «Tenemos más de 50 grupos en espera que quieren participar en la próxima edición», y a estos se suman todos aquellos que han participado en ediciones anteriores y que quieren volver. Manténgase atentos porque quizás, el año que viene, ustedes tampoco quieran faltar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos