Ni el frío ni la lluvia pueden con la Feria de la Matanza de Valle de Mena

La fiesta de exaltación del cerdo es también un alarde de la multiculturalidad menesa/BurgosConecta
La fiesta de exaltación del cerdo es también un alarde de la multiculturalidad menesa / BurgosConecta

El municipio ha celebrado este fin de semana su tradicional evento gastronómico

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Con el pesado y destazado del cerdo, además de varios talleres de elaboración de productos típicos, Valle de Mena ha clausurado este mediodía su quinta Feria de la Matanza. Cita multicultural en la que se entremezclan las tradiciones culinarias menesas, rumanas y colombianas, aderezadas con música, folk tradicional, y que sirve para promover el diálogo intercultural y la cohesión social.

La Feria de la Matanza arrancó ayer sábado, con el chamuscado del cerdo, para su posterior vaciado y, de ahí, el despiezado este domingo. Se han seguido todas y cada una de las fases de la matanza, para acercar esta tradición al público asistente, y se han organizado talleres sobre gastronomía típica de Valle de Mena, Colombia y Rumanía, con el cerdo como protagonista. Además, en el 'restaurante ferial' se han ofrecido platos típicos de cada una de las tras culturas.

Se ha podido saborear el chorizo, la morcilla y el picadillo al estilo de Mena, junto con la 'picada colombiana', elaborada con chicharrones y una guarnición de plátano macho frito. Y una nueva propuesta colombiana, la arepa, una torta de maíz típica también de Venezuela. El toque dulce ha venido con los buñuelos de la región rumana de Banat y las tortas de chichos menesas.

Se han organizado talleres gastronómicos y se ha disfrutado de esquisiteces de matanza
Se han organizado talleres gastronómicos y se ha disfrutado de esquisiteces de matanza / BurgosConecta

La fiesta de exaltación del cerdo se ha completado con las actuaciones musicales, ayer sábado, de los grupos leoneses 'RuN', música tradicional con toques de jazz y blues, y 'Tarna', que intepreta música tradicional leonesa con ritmos y sonoriades actuales. Además, los pequeños han podido disfrutar de diferentes talleres gastronómicos, participando directamente en la elaboración de morcillas.

Para la concejal de Turismo, Lorena Terreros, la quinta Feria de la Matanza ha vuelto a ser un éxito, superando todas las expectativas. La nieve caída el viernes hizo temer lo peor, pero la cita se ha mantenido, a pesar de la lluvia de ayer, y del frío. Terreros agradece, un año más, el gran trabajo de los voluntarios de Mena, Romanía y Colombia, encargados de la puesta en escena.

Con la feria, Valle de Mena se suma a las celebraciones del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018, una declaración con la que se pretende poner en valor la importancia social y económica del patrimonio cultural. «Por su carácter multicultural, la Feria de la Matanza del Valle de Mena cumple con uno de los objetivos de este Año Europeo del Patrimonio Cultural, al promover la diversidad cultural, el diálogo intercultural y la cohesión social entre culturas», ha asegurado la edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos