El Gobierno garantiza las ayudas a los municipios próximos a Garoña mientras almacene combustible

Central nuclear de Santa María de Garoña/GIT
Central nuclear de Santa María de Garoña / GIT

El Ejecutivo garantiza que, mientras Garoña continúe almacenando residuos, los municipios del entorno seguirán beneficiándose del Plan General de Residuos Radioactivos

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Gobierno ha asegurado que los municipios del entorno de la central nuclear de Santa María de Garoña seguirán recibiendo las ayudas con las que contaban hasta ahora, con cargo al fondo del Plan General de Residuos Radiactivos, al menos, hasta que la planta siga almacenando combustible, según informa Europa Press.

En respuesta a una pregunta parlamentaria realizada por el socialista Javier Lasarte, el Ejecutivo señala que, desde 1990, las localidades cercanas a esta central nuclear han recibido un total de 61.509.419,09 euros (2,4 de estos millones el año pasado).

Estas cantidades, a las que los municipios del entorno pueden dar el uso que estimen conveniente, las regula una orden ministerial por la que se autoriza a la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (ENRESA) a asignar fondos a localidades en entornos de centrales nucleares. Además, la citada orden determina que estas asignaciones se seguirán percibiendo mientras la central nuclear siga almacenando su combustible gastado en el propio emplazamiento.

«Estas asignaciones serán independientes de que la central esté en parada definitiva o en desmantelamiento, cuando éste se inicie», apunta el Gobierno en el texto, recogido por Europa Press. En este sentido, precisa que, tras el inicio de un desmantelamiento, como será el caso de Garoña, estas asignaciones «persistirán por un importe equivalente al actual».

Pero, adicionalmente a las cuantías indicadas, desde el año 2016 la orden ministerial establece la posibilidad de que ENRESA pueda cofinanciar proyectos de iniciativa municipal, que cuenten también con financiación del propio municipio y que contribuyan al desarrollo económico de los municipios, o a la conservación y mejora del medio ambiente y, en todo caso, a la generación de empleo, indica el Ejecutivo.

Los municipios temen abandono

Desde que el pasado 1 de agosto el Gobierno decidiera no renovar la licencia de explotación de Garoña, la Asociación de Municipios de Áreas de Centrales Nucleares (AMAC) ha mostrado su preocupación por que el Gobierno «abandone totalmente» los pueblos y zonas del entorno de la planta. En concreto, temen que les ocurra lo mismo que, según han denunciado, está pasando con Zorita (Guadalajara), la primera central nuclear española en desmantelamiento.

El gerente de AMAC, Mariano Vila D'Abadal, declaró estar seguro de que las administraciones «no van a mover un dedo» por esta zona, que conforman un total de 14 pueblos, para «compensar el cierre de una actividad económica».

Estas preocupaciones han sido recogidas en una pregunta por el diputado socialista, que ha planteado al Ejecutivo la necesidad de poner en marcha planes de desarrollo para la zona. Lasarte custionaba al Ejecutivo en el texto registrado en el Congreso acerca del proceso de planificación para el desmantelamiento de la central nuclear, y también los planes del Ejecutivo para que los municipios que dependían de ella no se vena abandonados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos