Lunada confía en que la meteorología permita remontar una temporada «regular»

La estación de esquí continúa trabajando en la mejora de las instalaciones/BC
La estación de esquí continúa trabajando en la mejora de las instalaciones / BC

La estación de esquí de Lunada ha conseguido encadenar varias jornadas con buena afluencia, pero la meteorología no está acompañando del todo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

No está siendo una mala temporada, pero los resultados tampoco son magníficos. Cierto es que ha habido varias jornadas «buenas», con afluencias de hasta 500 personas, pero la meteorología no termina de acompañar a la estación de esquí de Lunada, que tras someterse a un lavado de cara consiguió abrir sus puertas el pasado Puente de la Inmaculada.

Esa, según reconoce Juan Carlos Torres, responsable de la empresa concesionaria, fue una buena fecha, como también lo fueron Navidad y Año Nuevo. Sin embargo, puntualiza, durante más de un tercio de los días, los remontes no han estado en servicio. «Estamos teniendo muchos días con mal tiempo. Ha llovido muchísimo y ha soplado mucho el viento», asegura. Esas condiciones han impedido que la nieve se mantenga durante un largo periodo de tiempo más allá de «algunos neveros».

Pero aún hay buenas perspectivas. De hecho, la nieve ha vuelto a hacer acto de presencia en el puerto y las previsiones para el fin de semana son bastante favorables. «Está nevando muchísimo. A ver cómo funciona», insiste Torres al tiempo que recuerda que todavía continúan los trabajos de mejora de la estación. «Necesitamos encadenar tres o cuatro días de buen tiempo para terminar de instalar el cuarto remonte», cuya tramitación se ha alargado durante varios meses.

A partir de ahí, la empresa concesionaria continúa buscando alternativas para dotar de mayor actividad a la estación. Y fruto de ese trabajo, este próximo martes se ha organizado una cita especial. Así, aprovechando la aparición de la 'superluna' y que, inicialmente, las previsiones meteorológicas son favorables, se ha organizado una subida nocturna con raquetas al Pico de la Miel. «Es algo que hicimos ya hace dos años y funcionó muy bien», explica Torres.

Aparcamiento

Paralelamente, la concesionaria ha decidido establecer una tarifa para el uso del aparcamiento de la estación de esquí, que hasta ahora era gratuito. Se trata, según Torres, de una medida destinada a equilibrar el uso de la infraestructura, que está dentro de la concesión y cuyo mantenimiento, por lo tanto, es responsabilidad de la empresa. «Hemos puesto una tarifa de cinco euros reembolsables en caso de que se adquiera el forfait o se haga un gasto en alguno de los servicios de la estación», explica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos