Pedrosa de Tobalina pide prohibir el baño en la cascada del río Jerea

Los GEAS de la Guardia Civil en tareas de búsqueda del joven que fue encontrado muerto el pasado 13 de julio. /BC
Los GEAS de la Guardia Civil en tareas de búsqueda del joven que fue encontrado muerto el pasado 13 de julio. / BC

Este verano han fallecido ahogadas dos personas

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La alcaldesa de la pedanía de Pedrosa de Tobalina, Ainara Rodríguez, ha pedido que se prohíba el baño, o al menos tirarse desde las rocas, en la cascada del río Jerea a su paso por la localidad, donde este verano han fallecido ahogadas dos personas, según recoge la agencia Efe.

En este momento, no hay en la zona ninguna protección ni señal que advierta del peligro y tampoco se ha contratado a un socorrista, como Rodríguez solicitó a la alcaldesa del Valle de Tobalina, municipio al que pertenece.

La alcaldesa de Pedrosa de Tobalina asegura que los vecinos, incluso los más pequeños, se siguen bañando y saltando al agua desde las rocas incluso el 14 de julio, al día siguiente del ahogamiento de un joven de 20 años, porque se pusieron unas vallas en la zona más peligrosa que «no han servido de nada».

Nuevos carteles como medida de precaución

Al respecto de esta petición, la alcaldesa del Valle de Tobalina, Raquel González, ha declarado que la responsabilidad recae directamente sobre la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Actualmente la cascada de Pedrosa de Tobalina no está regulada como zona de baño, por lo que «el baño es libre como en cualquier río». Por este motivo, el Ayuntamiento no puede actuar prohibiendo el baño. En caso de que finalmente, se considerará la cascada como tal sí se podría controlar el acceso y se tendría que disponer de socorristas.

La alcaldesa reconoce haber tratado el tema en el Ayuntamiento y que «tras estudiar las circunstancias no están dispuestos a hacerse cargo». De este modo, la responsabilidad actual del Ayuntamiento es «informar de los riesgos» que conlleva saltar desde lo alto de la cascada.

Por lo tanto, el próximo año se instalarán nuevos carteles informativos que adviertan sobre el peligro y «como medida de precaución». Estas nuevas indicaciones se sumarán al resto de carteles informativos y vallas instaladas en la zona por el Ayuntamiento.

Ainara Rodríguez insiste en que los dos fallecimientos de este verano han supuesto una alarma especial sobre el riesgo de bañarse en la zona de la cascada del río Jerea, aunque ya en 2016 se recogieron firmas entre los vecinos de la localidad para pedir algunas actuaciones al Ayuntamiento, entre las que figuraba la adopción de medidas de seguridad en la zona del río.